Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN YUGOSLAVIA Debate político

Bruselas acusa a ACNUR de opacidad en el uso de la ayuda

La Comisión Europea salió ayer al paso de las protestas del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) contra los donantes, los Quince y la propia Unión Europea (UE). Bruselas aportó cifras y denunció la opacidad de la burocracia de ACNUR, que se niega a "informar sobre la gestión de las ayudas que se le otorga". "Estamos muy sorprendidos por estas críticas", declaró Alberto Navarro, el director de ECHO, la oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión, "porque trabajamos estrechamente con ellos y les apoyamos". ACNUR es la entidad que debe coordinar todos los esfuerzos humanitarios en los Balcanes. "Pero a principios de abril, cuando fuimos a Blace, ellos no estaban y sí las ONG, ¿cómo ayudar a quienes no están sobre el terreno?", añadió Navarro.Pese a ello, y en pro de apoyar su función coordinadora, ECHO ha financiado ya a ACNUR en esta crisis con 3,3 millones de euros (550 millones de pesetas) y se ha comprometido a otros veinte (3.300 millones de pesetas). El drama es la burocracia de la ONU: "Todavía no hemos recibido propuestas de programas concretos", dijo Navarro.

Los otros problemas

Hay otros problemas. Las organizaciones de la ONU pretenden cubrir sus programas con el 100% de la ayuda, cuando el reglamento comunitario autoriza sólo al 80%; rechazan surtirse de productos y personal en los mercados locales, mientras que la UE incentiva ese método para ayudar más a las sociedades afectadas; se niegan a elaborar informes sobre el destino de la ayuda, cuando la Comisión requiere controles y auditorías del dinero que reparte; y contabilizan en dólares, por imposición norteamericana, mientras los europeos lo hacen en euros.Tras dos años de negociaciones, un reciente acuerdo provisional las hará pasar por el aro, como a las demás. Pero la polémica sigue. Contra las críticas de racanería lanzadas por ACNUR a los europeos, Navarro informó de que "el 70% de la ayuda" humanitaria a la crisis de Kosovo "proviene de Europa". Europa ha concedido ya 395 millones de euros (150 de la Comisión y 245 en ayuda de los Gobiernos), 66.000 millones de pesetas. Y si es necesario se aumentará en otros 186 millones de euros.

Otro temporal, más político, se avecina. Los europeos están hartos del control de EEUU sobre las agencias de la ONU (tres bajo mando norteamericano y una encabezada por una japonesa), cuando ellos son quienes más las ayudan. Dinamarca propone ya replantear todo el apoyo de la UE a la ONU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999