Unas proteínas presentes en las lágrimas y la orina inhiben al virus del sida

Unas proteínas muy comunes llamadas lisozimas y ribonucleasas, que se hallan en grandes cantidades en las lágrimas, en la saliva y en la orina, tienen cierta actividad contra el virus del sida en ensayos de laboratorio. El hallazgo, de escasa relevancia médica, viene sin embargo a resolver un pequeño rompecabezas que había despistado a los científicos.Se sabía que algunas preparaciones de una hormona llamada gonadotropina coriónica presentaban actividad contra el virus, y varios grupos de investigadores estaban por esa razón dedicando un considerable esfuerzo al estudio de la hormona.

Pero la hormona suele obtenerse de la orina de las embarazadas, y un equipo de la Universidad de Nueva York acaba de demostrar que la actividad antiviral se debe en realidad a esas otras proteínas, presentes como impurezas en las preparaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 15 de marzo de 1999.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50