Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TERREMOTO POLÍTICO EN BRUSELAS

Una larga cadena de críticas a otros responsables

Al margen de los comentarios dedicados a Santer, Marín, Bonino y Cresson, los cuatro comisarios previsiblemente más afectados por la investigación, el informe del Comité de Sabios se refiere a otros ocho:Erkki Liikaken (Finlandia) sale salpicado como actual responsable de la política de personal y criticado por la falta de firmeza de la Comisión contra los funcionarios envueltos en el expediente de las irregularidades en la unidad de turismo.

João de Deus Pinheiro (Portugal) ha sido criticado por el comité critica la contratación de su cuñado, que trabaja en el gabinete del comisario, aunque reconoce que se ajusta a la ley.

A Monika Wulf-Mathies (Alemania). Se le reprocha la contratación "de un colaborador personal para un trabajo de interés comunitario, pero utilizando un procedimiento inapropiado".

Anita Gradin (Suecia). Como responsable de la lucha contra el fraude sale seriamente criticada por el Comité, que se pregunta por qué los mecanismos de control y auditoría no han permitido rectificar a tiempo las desviaciones. Los sabios no han examinado de forma eficaz los informes del Tribunal de Cuentas. En el seno de la Comisión "los mecanismos de control interno no han funcionado de manera eficaz". "El comité considera que se trata de un asunto troncal", subrayan los sabios.

Karel van Miert (Bélgica). No sale mencionado por su nombre pero se alude a él como responsable de personal en el anterior Colegio de Comisarios "por no haber decidido las sanciones disciplinarias que se imponían contra él o los funcionarios" afectados en el expediente sobre la unidad de Turismo. Leon Brittan (Reino Unido) y Hans van den Broek (Holanda). Como responsables anterior y actual de los programas de seguridad nuclear se les reprocha la puesta en marcha de una nueva política sin que la Comisión dispusiera de los medios necesarios. Pero el comité subraya que "no se puede afirmar con la información disponible que la realización de los programas de seguridad nuclear haya dado lugar a fraudes o irregularidades graves".

Christos Papoutsis (Grecia). No ha remediado los numerosos problemas detectados en la unidad de Turismo desde los tiempos de los entonces comisarios Cardoso Cunha (1989-93) y Vanni d"Archirafi (1993-95). Se reprocha a la Comisión y al comisario el "haber protegido a la alta jerarquía al no llevar las investigaciones hasta el fondo" y no haber exigido responsabilidades pecuniarias a los funcionarios implicados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 1999