Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SANIDAD

El "caso Kendall"

No todos los expedientes disciplinarios terminan en sanción. El caso de los laboratorios Kendall, uno de los mayores escándalos de los últimos años, es un buen ejemplo. Cien médicos que recibieron incentivos de este laboratorio radicado en Barcelona han sido absueltos por la vía penal. Así lo decidió en 1997 la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, para quien recibir incentivos de un laboratorio no es delito.El Ministerio del Interior había asegurado en una nota oficial que los médicos habían sido "comprados con sobornos mediante cheques de viaje, talones bancarios, regalos y dinero en efectivo".

Tras la polémica decisión judicial, el subdirector de Inspección Sanitaria, Ángel Guirao, decidió "erradicar estas prácticas tan extendidas" y adelantó que se les podría suspender de empleo y sueldo por la vía administrativa. Pero ahora, de 38 expedientes que seguían abiertos, seis han sido archivados "por falta de pruebas". Otros 32 expedientes incoados a este grupo de médicos siguen pendientes de resolución "porque se necesitan más pruebas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de febrero de 1999