LA BÚSQUEDA DE LA PAZ EN COLOMBIA

"Que los ricos contribuyan a resolver el conflicto social"

Mientras el Gobierno y la guerrilla no lleguen a acuerdos de paz, el secuestro seguirá siendo una de las principales fuentes de financiación de los insurgentes, según confirmó ayer el jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), comandante Jorge Briceño, conocido como Mono Jojoy."Ésa [la de los secuestros] es una ley que acordó la Octava Conferencia de las FARC", dijo Briceño, quien en una entrevista en Radio Cadena Nacional explicó que "hay que seleccionar la gente que tenga mayores recursos porque son los que mayores aportes hacen la guerra". Que "los ricos contribuyan a resolver el problema del conflicto social aquí en Colombia", dijo el jefe guerrillero.

Los rescates exigidos por los insurgentes y las modalidades de pago de rescate varían y, en ocasiones, familiares del secuestrado y los raptores negocian cuotas mensuales. También se da el canje de rehenes, entre padres e hijos o patronos y empleados.

Aunque Jojoy dijo no saber "cuántos retenidos" hay en poder de las FARC, cuyo Frente 47 mantuvo un mes en cautiverio a la cooperante española Camino Villanueva, el Gobierno le atribuye a esa organización, la mayoritaria entre los alzados en armas, casi la mitad de los secuestros efectuados por la guerrilla. Se calcula que actualmente hay unos 1.450 colombianos y cerca de 50 extranjeros secuestrados por organizaciones guerrilleras y delincuentes comunes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS