Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Seguridad Nuclear duda de que alguna vez se sepa el origen de la chatarra radiactiva

El presidente del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Juan Manuel Kindelán, aseguró ayer durante su comparecencia "urgente" en el Congreso que duda de que "alguna vez" se conozca el origen de la chatarra con cesio-137 cuya radiactividad disparó hace tres semanas las alarmas de varios sensores europeos. Aunque sí confirmó que no procede de España, sino de Rotterdam, en Holanda, donde hay almaceces que acumulan materiales de todo el mundo. Partidos políticos y organizaciones ecologistas criticaron la comparecencia, que "no aportó nada nuevo" y lamentaron el "ridiculo" que ha hecho el CSN en este problema.Según Kindelán, la fuga de Cesio 137 en la planta Acerinox de Algeciras (Cádiz) ha colocado a los organismos internacionales y a los países industrializados en un dilema: cómo controlar la circulación ilegal de fuentes de radiación y chatarra contaminada. Como se ha comprobado con el caso de la planta de Algeciras, estos elementos contaminantes escapan a los mecanismos de control internacional.

Kindelán informó a la Comisión de Industria, Energía y Turismo de que el CSN y el Ministerio de Industria plantearán una normativa que reglamente la instalación de aparatos detectores en puertos, almacenes y fábricas. Sin embargo, esta norma, que no existe aún en ningún país, no eliminará el riesgo de otra fuga. Acerinox ha demandado a las empresas (dos holandesas y una irlandesa) que le suministraron la chatarra, "lo que teóricamente puede hacer, ya que en el contrato de compra se dice que están exentas de material radiactivo".

En España hay 395 instalaciones con fuentes encapsuladas de cesio-137 en los siguientes campos de aplicación: 273 industriales, 83 médicas y 39 de docencia o investigación. PSOE, IU y CiU consideran que el CSN protagonizó un "ridículo espectáculo" por no informar sobre el incidente hasta el día 12 de junio, cuando otros países europeos ya lo habían detectado, señala Servimedia. Greenpeace y Aedenat creen que esta comparecencia "ha dejado en evidencia que en España existe un absoluto descontrol sobre los residuos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998