Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REPORTAJE

La tecnología marca pautas en la nueva literatura

Las enciclopedias, las guías y los juegos copan las ofertas electrónicas de las editoriales

Hay un mundo literario al otro lado de la pantalla del ordenador. Es el otro aspecto del libro: el que se anuncia y se vende en Internet y el del disco compacto. La Feria del Libro de Madrid acoge por cuarta vez el pabellón del Libro Electrónico, donde 10 expositores muestran sus ofertas en CD-Rom, aunque la mayoría de las editoriales exhibe este tipo de novedades en sus propias casetas. A su vez, los nuevos escritores contribuyen al fenómeno del lector-espectador, mientras se aventura el nacimiento del libro recargable y se regulan los derechos de autor en los nuevos medios.

Aunque editores y escritores coinciden en que el libro en papel no desaparecerá, éste cuenta con un formato en otra dimensión, llamada virtual, que consiste en la aparición de éste en Internet y su transmutación en discos compactos o en cualquier otra forma que tenga que ver con la cultura de la imagen.La 57 edición de la Feria del Libro de Madrid además de su página en Internet (www.apple.es/ ferialibro98), presenta el pabellón del Libro Electrónico, que cuenta con un presupuesto de cinco millones y medio de pesetas y en el que 10 expositores ofrecen este año sus ofertas en disco compacto. Las enciclopedias, las guías y los juegos para niños basados en libros y dibujos animados predominan una vez más en este pabellón. «Cada vez hay más gente que no duda en comprarse una enciclopedia en CD-Rom para ahorrarse espacio en casa y para facilitar la labor de consulta», explica Mario López, uno de los 10 expositores y miembro de Difusora Internacional, que edita la Enciclopedia Británica.

Si bien no existen aún novelas en soporte electrónico, la editorial Anaya presenta en su propia caseta lo que podría ser el primer paso. Es El Mundo de Sofía, de Jostein Gaarder, basada en su propio libro y que consiste en transcripciones de la novela, convertida en juego y a la vez en enlaces de consulta sobre la historia de la filosofía. La idea surge del propio autor noruego, quien controla así sus propios derechos de autor antes de venderla.

La venta de CD-Rom en la Feria del Libro es sólo un indicativo de por dónde camina el futuro del libro y del interés por la promoción de la literatura de forma visual por parte de las editoriales.

Destino, que edita la novela Mensaka, de José Ángel Mañas (Madrid, 1971), apuesta por esta conquista visual, completando su edición con una película de cine con el mismo nombre y una página en Internet. Esta última, hecha por la empresa informática Libronet, ha recibido unas 1.350 visitas en medio año. «Anunciarse en Internet ayuda a vender más y, lo que es más importante, también en países de habla hispana. En total tenemos unos 400 pedidos al mes», explica Amalia Panea, de Libronet (www.libronet.es). Las editoriales que se anuncian, como Alfaguara y Ediciones B, pueden así disfrutar de su propia página o bien colocar sus novedades por precios que van desde las 6.000 a las 60.000 pesetas. Todas con el consentimiento de la editorial y, en muchas de ellas, con opciones de compra.

La vía de Internet es una de las más recurridas por las editoriales, que, a excepeción de Anaya, Zeta Multimedia y Microsoft, no están tan avanzadas en promociones en CD-Rom.

Esta opción viene determinada también por la conciencia de la nueva hornada de escritores, según la barcelonesa Cuca Canals, de 35 años, y guionista del director de cine Bigas Luna. «En las dos novelas que he escrito veo que la influencia cinematográfica es muy grande. Las dos se podrían llevar al cine», explica la autora de La hescritora. «Tengo una formación más visual que literaria y creo que nos pasa un poco en general a los nuevos escritores, que hemos crecido con la tele, el cine y las revistas y eso nos ha ayudado a evolucionar», explica. «Por el contrario, con toda esta tecnología seguramente tendremos más competencia», añade.

En cualquier caso, hasta ahora, la supervivencia del libro en soporte de papel no ha corrido peligro, pero el gurú de la informática, Nicholas Negroponte, anunciaba, en su reciente visita a Madrid, el nacimiento del libro recargable para dentro de unos cinco años. De esta forma, un único libro (en papel) podría cargarse de tinta en el ordenador con diferentes novelas y cuantas veces se quisiera, de modo que nuestras bibliotecas podrían verse reducidas en un futuro a su mínima expresión: la de un solo libro.

Derechos de autor

Los derechos de autor de las publicaciones hechas en CD-Rom se acuerdan en el momento de la compra en soporte de papel. «Depende de las condiciones del contrato, si en éste se acuerda que también se va a explotar esa enciclopedia o esa guía en disco compacto y de que lo quiera el editor o, en su caso y, por supuesto, el autor», explica el director de reproducción Mecánica de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), Juan Palomino.En Internet, el control de derechos de autor es a veces imposible por su propio carácter anárquico, pero las páginas oficiales sí tienen sus registros. En estos momentos, la UE intenta regular el mercado multimedia a través del informe Info 2000 y la tendencia es la creación de una ventanilla única, una página que, según la SGAE, determine quién ostenta los derechos de autor de esa imagen o esa música que se quiera comprar para crear una página.

A la hora de llevar una novela al cine, la compra de derechos depende de factores como el autor, la tirada, el guionista que la vaya a adaptar y de si se ha llevado al cine otro libro del mismo autor anteriormente. «Si una vez hecha la película no le gusta al escritor no hay nada que hacer, porque ya se ha pactado la compra de los derechos en función de que ésta vaya a ser una adaptación del libro o esté basada en él», explica Isabel Mariscal, abogada de la productora de la película Mensaka, Tornasol Films.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de junio de 1998