Los hijos deI 92

Moyà y Corretja son herederos de la planificación deportiva iniciada para los Juegos de Barcelona. El tenis español se consolida internacionalmente con una generación de jugadores de gran calidad