Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sin tocar una célula viva

Para los científicos que trabajan en Affymetrix uno de los aspectos más fascinantes es saber cuánto se puede hacer en el campo de la biología sin tocar una célula viva. Sentado ante un teclado, un científico puede conectarse con Internet, encontrar la secuencia de ADN de un microbio en un banco de datos genético, transferirlo a un ordenador y hacer que un programador diseñe un microprocesador que detectará la actividad de todos sus genes.Además de encontrar mutaciones en importantes genes, otro uso clave de los microprocesadores es medir lo que los biólogos llaman la expresión de un gen, cuando un gen se activa y da lugar a la producción de su proteína.

Un microprocesador de Affymetrix puede detectar miles de genes a la vez y también puede medir la actividad de cada gen en una célula, Lockhart ya ha programado un microprocesador con los 6.500 genes humanos cuyas secuencias de ADN han sido halladas en su totalidad y proyecta un nuevo microprocesador para controlar 50.000 genes humanos a la vez, Esto tal vez pueda permitir analizar la fisiología del cuerpo con el mayor detalle posible, desde el punto de vista de qué genes se activan y se desactivan a la hora de realizar diversas tareas.

Un colega de Lockhart, Mark S. Cree señaló: "Podemos contemplar medir la expresión de cada uno de los genes, por ejemplo antes o después de que alguien beba una taza de café".

Mientras tanto, Affymetrix, líder en el sector, aunque tiene algunos rivales, intenta meter cada vez más detectores en sus microprocesadores, lo mismo que hace Intel con sus transistores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de abril de 1997