Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más del 90% de los puertorriqueños prefiere el español al inglés

San Juan de Puerto Rico

Una mayoría abrumadora de puertorriqueños prefiere el español al inglés, por lo que reclamará que ambos idiomas se equiparen en EE UU si Puerto Rico se convierte en un Estado de la Unión, según los resultados de una encuesta.El sondeo, realizado por el Ateneo Puertorriqueño, revela que el 94 por ciento de los puertorriqueños desea que en los tribunales se utilice el español en caso de que se lleve un procedimiento en su contra, mientras que el cinco por ciento escoge el inglés.

El 91 por ciento de los puertorriqueños rechaza que el Congreso estadounidense le imponga el inglés como idioma oficial, mientras que el 93 por ciento está dispuesto a pedir que en EEUU sea oficial el español, en caso de que Puerto Rico pasara a ser un Estado más del país, indican los resultadós del estudio. La encuesta se efectuó entre el 12 y el 19 de agosto pasados, después de que el día 1 de este mismo mes la Cámara de Representantes de EEUU aprobara un proyecto que hace del inglés idioma oficial de la Administración estadounidense.

'Spanish also'

Además, el estudio aparece cuando congresistas estadounidenses discuten la posibilidad de imponer a Puerto Rico el inglés como único idioma oficial, antes de considerar una posible petición de la isla para convertirse en un Estado más y dejar su condición actual de Estado Libre Asociado (ELA) de EEUU.Eduardo Morales Coll, presidente del Ateneo Puertorriqueño, dijo que los habitantes de la isla han enviado un mensaje claro, al margen de sus inclinaciones ideológicas, de que quieren utilizar el español en todas sus comunicaciones, incluso cuando provengan del Gobierno federal de EEUU.

Destacó que la situación es tal que, en momentos en que en EEUU se ha fortalecido el apoyo al English Only (sólo en inglés), los puertorriqueños están dispuestos a impulsar un movimiento de Spanish Also (español también). "En Estados Unidos pasaría lo mismo que sucede en naciones como Canadá, Bélgica y Suiza, donde existe una lengua minoritaria, dentro de la nación, que constituye el vernáculo de una comunidad completa, en nuestro caso el español", añadió.

El trabajo, diseñado por Carlos Toro y realizado por la empresa Hispania Research, arroja un margen porcentual de más mujeres que hombres a favor del español, aunque la diferencia es mínima.

Los encuestados se inclinaron por la comunicación en español en asuntos tan particulares como recibir publicidad escrita en sus hogares o las facturas de servicios y compras. "Es extremadamente importante que los estadounidenses conozcan nuestra posición respecto a nuestro idioma español al tomar en consideración cualquier decisión del estatus (situación) político", manifestó Morales Coll al ofrecer la información.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de agosto de 1996