Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BIOLOGÍA

Petición de moratoria para organismos transgénicos

La autorización por la Comisión Nacional de Bioseguridad, de 34 ensayos de campo con organismos transgénicos -portadores de material genético de especies no emparentadas, transferida mediante la ingeniería genética- desata las críticas de varias asociaciones ecologistas, que han pedido una moratoria en esta área.Los organismos modificados genéticamente (OMG) que van a ser probados son en su mayoría especies vegetales como el maíz, la alfalfa, el tomate, el girasol, el eucalipto y el melón. La UE hoy día sólo autoriza la comercialización de seis productos transgénicos: dos vacunas contra enfermedades de los zorros y cuatro variedades de semillas de tabaco, colza, soja y achicoria.

Elisa Barahona, secretaria de la Comisión Nacional de Bioseguridad, ha asegurado que los ensayos no comportan ningún riesgo en su interacción con el medio ambiente. Afirma Barahona que los OMG. se prueban en zonas acotadas, mantienen una distancia mínima con especies similares, para evitar la polinización cruzada, y disponen de barreras físicas que impiden el acercamiento de animales.

Sobre el impacto ecológico de la manipulación genética y otros temas, como el impacto económico que tiene y la patente de genes, se debatió en las Primeras Jornadas de Bioseguridad, que se celebraron recientemente en Madrid, organizadas por IU, la Izquierda Verde Nórdica y la Fundación de Estudios Municipales y Territoriales.

Riesgos

Las asociaciones ecologistas asistentes a estas jornadas, entre ellas Aedenat, CODA, Grain y ADDA, señalaron que los riesgos ecológicos que surgen de la alteración o recombinación de genes de distintas especies son muy graves y que la información científica en la que se basa la obtención de OMG es incompleta, ya que no tiene en cuenta la interacción de múltiples genes, del conjunto del organismo o del medio ambiente. Además, concluyen, la industrialización de estos organismos supone la destrucción de muchas economías agrícolas basadas en el autoabastecimiento en todo el mundo. También critican las altas sumas destinadas a la ingeniería genética cuando sus peligros y su utilidad social no satisfacen unas mínimas garantías. Piden una moratoria de la liberación al medio y de la comercialización de los OMG para tener mayor seguridad y transparencia, así como protocolos de seguridad internacionales y legislación adecuada.Katia Cocera, coordinadora de ecología de IU Federal, se mostró optimista en lograr esta moratoria, porque cree que "el Sur, que es el más afectado, protestará, y las industrias del Norte, al ver que no es un negocio tan sencillo, perderán interés".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de julio de 1996