Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Mente determinada?

¿Pueden los genes determinar la mente? Además de la homosexualidad, se han realizado otras investigaciones:Maniacodepresión. La población amish de Pensilvania es ideal para la investigación de la genética humana, porque raras veces se casan con personas ajenas a la comunidad. Unos estudios que indicaban que la alta incidencia de la maniacodepresión entre los amish podía achacarse al ADN fueron posteriormente descartados.

Esquizofrenia. En 1988, unos investigadores londinenses afirmaron que habían descubierto un marcador genético en el ADN de los esquizofrénicos. El hallazgo fue discretamente desmentido años después.

Dislexia. El año pasado, unos científicos norteamericanos descubrieron pruebas de que la incapacidad para la lectura puede ser hereditaria a través de un estudio de nueve familias con un historial de dislexia de tres generaciones.

Alcoholismo. En 1990, investigadores norteamericanos pusieron de manifiesto una relación entre el alcoholismo y los genes que afectan a la forma en que las señales químicas son transmitidas en el cerebro. Otros investigadores indicaron que es improbable que, por ejemplo, los problemas de los rusos con la bebida puedan relacionarse con su estructura genética.

Coeficiente de inteligencia. Los genes de la inteligencia. tienen una desgraciada historia de racismo y fraude científico. Muchos investigadores dudan que la genética del atraso mental grave arroje luz sobre la variación de la inteligencia normal.

Agresividad. En 1993, investigadores holandeses descubrieron una familia que padecía un síndrome que rozaba el atraso mental, con un comportamiento que incluía "incendio premeditado, intentos de violación y exhibicionismo". Tenían una extraña mutación que afectaba a una sustancia química del cerebro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de noviembre de 1995