Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Temo una salida catastrófica"

El poeta Heberto Padilla, que tuvo la menos doméstica de las, intervenciones en sus proyecciones sobre la poesía cubana de su generación, se muestra dinámico y . convencido del diálogo "con la parte que se pueda" en el caso de Cuba.Pregunta. ¿Por qué aceptó venir a Madrid?

Respuesta. Acepté por, reunirme con amigos de Cuba y del extranjero, por el deseo de colaborar con un proyecto que me parece positivo, que es encontrar afinidades y razones para discutir más que para disentir. Creo que he vuelto a encontrar a gente amiga que vale la pena y a otra que ni siquiera conocía.

P. ¿Es Cuba, tierra de poetas?

R. Todos los países son tierra de poetas, pero no todos logran reunirlos en una situación como ésta, con el interés de un país España en que se reúnan. La proliferación de poetas quizá se debe más a la aulas sencia de otros cread ores de el teatro o de cuentos.

P. ¿Cómo vería una hipotética reunión de todos los protagonistas del caso Padilla?

R. Casi todos se han reunido conmigo, pero se ría muy bueno. Ahora acabo de ver en Miami a Norberto Fuentes, y tenemos en proyecto un nuevo libro, Qué paso en Cuba. También haré ahora un prólogo a su libro de cuentos Condenados de Condado, que se publicó hace 25 años, el mismo año que mi libro Fuera del juego.

P. ¿Ha seguido escribiendo poesía?

R. Siempre escribo poesía. La poesía es el único modo de decir ciertas cosas que no puenden ser dichas de otra manera y por eso lo hago.

P. Ahora que vive en Estados Unidos ¿Se siente tan ligado como antes a la poesía inglesa

R. Sí, a lo único que yo me siento ligado en ese país de habla inglesa donde vivo es a su poesía, a su literatura. A lo demás no me siento ligado en nada.

P. ¿Se plantea regresar a Cuba?

R. No lo excluyo como ningún cubano, pero no me lo planteo como una cosa inmediata, no creo que nadie lo quiera allí. Creo que allí, hay, bastante sufrimiento ya como para que quieran que vaya a llevar nada. No tengo nada que llevar allí.

P. ¿Cómo ve la salida al problema cubano?

R. No podría decir cómo. Temo, por lo que me cuentan, que sea catastrófica y por lo que la historia más reciente demuestra hay un momento en que se funden tantas pasiones que las soluciones suelen ser extremas. Los 30.000 cubanos que están en Guantánamo son un gran problema para Cuba y para Estados Unidos. La historia ha convertido en carceleros a ambos gobiernos.

P. En Cuba sigue siendo la gran bestia negra de los intelectuales, pero en el exilio hay también gente que no le quiere.

R. Yo no aspiro a la unanimidad en el afecto, pero me gustaría seguir teniendo los amigos que tengo. Lo demás es política y no me corresponde. Lo demás es la consecuencia de mi propia vida, de mis errores y de mis aciertos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de noviembre de 1994

Más información

  • HEBERTO PADILLA: POETA CUBANO EN EL EXILIO