Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sociólogo francés Edgar Morin recibe el Premio Cataluña de manos del Rey

El sociólogo francés Edgar Morin recibió ayer el Premio Cataluña de manos del Rey y ante el presidente de la Generalitat catalana, Jordi Pujol.Edgar Morin lamentó la reaparición de un mal que Europa ya creía superado: las purificaciones nacionales, bien religiosas, bien raciales y étnicas. "El asesinato de Bosnia-Herzegovina", dijo, "hiere en el corazón la idea de Europa y la posibilidad de Europa". En opinión del sociólogo, el único remedio contra las concepciones cerradas de etnia y nación es el principio asociativo. Y jugueteando con la vieja disyuntiva revolucionaria socialismo o barbarie, aseguró que el destino de Europa y del Mediterráneo se juega en esta otra alternativa: "Asociación o barbarie".

El galardonado lamentó que tras la caída del muro de Berlín, Europa se ha vuelto hacia el Este y ha dejado de lado los problemas fundamentales del Mediterráneo. Esta situación, sin embargo, no es sólo responsabilidad de la Europa del norte y central, dijo. El sur es responsable de no haber buscado una concepción común mediterránea. La Europa abierta tiende a convertirse de nuevo en la del rechazo. "Resurge el viejo demonio: excluir al islam. La ofensiva serbia en Bosnia no es sólo un accidente, sino la continuación de una reconquista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994