'La apoteosis del dólar' y otras 90 obras dan una nueva dimensión al Museo Dalí

Los Reyes inauguran las nuevas salas del centro daliniano de Figueres

Los reyes de España iniciaron ayer la primera de sus dos jornadas de visita a Cataluña inaugurando la ampliación del Museo Dalí de Figueres (Gerona). La apoteosis del dólar, de 1965, una de las cumbres tardías de la obra pictórica, y Carne de gallina inaugural de 1928, el cuadro que introdujo al pintor en el círculo surreralista de París, son las estrellas de las nuevas salas. La ampliación del museo -que figura entre los cinco más visitados de España (más de 500.000 personas al año)- ha costado 250 millones de pesetas y acoge 91 obras poco exhibidas hasta hoy.

Más información
Óleos rescatados del desván

Algunas, como las dos piezas citadas, fueron adquiridas recientemente por la Fundación Gala-Salvador Dalí a coleccionistas particulares y el resto, incluyendo tres óleos dalinianos para la película Recuerda, de Alfred Hitchcock, proceden del legado del artista.Los Reyes fueron recibidos ayer en la plaza del teatro-museo por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y su esposa, Marta Ferrusola, así como por el presidente de la Fundación Gala-Dalí, Ramon Boixadés, entre otros.

El enorme lienzo La apoteosis del dólar, con sus columnas salomónicas ondulantes, sus homenajes pictóricos a Velázquez, Goya, Vermeer, Meissonnier y Goethe y la obsesiva presencia de símbolos del dólar entrevelados con figuras de Gala transformada en Venus y Dalí disfrazado de Velázquez, es la pieza central de los nuevos espacios del teatro-museo Gala-Salvador Dalí de Figueres.

La ampliación del museo, además de acoger en tres salas las 91 piezas que pasan a engrosar la colección permanente del centro, albergará la nueva sala de audiovisuales. Las salas se han acondicionado en un inmueble colindante con el museo que fue adquirido por la fundación en 1992 y que antes ocupaba una tienda de antigüedades.

Un cuadro especialmente importante, junto con La apoteosis del dólar, es Carne de gallina inaugural, de 1928. Esta obra, mostrada por Dalí a André Breton y el resto de los integrantes del grupo surrealista de París, le valió al pintor de Figueres su inmediata admisión en aquel círculo artístico. Más adelante Dalí regaló el cuadro a su amigo Ramón Pitxot.

Las nuevas incorporaciones a la colección del museo daliniano incluyen varias piezas de la etapa de plenitud del artista, de 1935 a 1948. Destacan entre ellas por su rareza tres óleos sobre cartón realizados por Dalí en 1945 para la secuencia onírica de la película Spellbound (Recuerda), de Alfred Hitchcock, que protagonizaron Ingrid Bergman y Gregory Peck. Estos óleos forman parte del legado del artista.

Cuadros como el oscurísimo y sobrecogedor El caballero de la muerte (1934), el Retrato de René Crevel (1934), La imagen desaparece (1938), Dos trozos de pan expresando el sentimiento del amor (1940), Equilibrio intraatómico de una pluma de cisne (1947), Homenajea Méissonnier (1965) y En busca de la cuarta dimensión (1979) son también importantes adiciones a la colección de Figueres y llenan lagunas en los fondos del museo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS