Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Óleos rescatados del desván

La variopinta y a veces rocambolesca procedencia de los cuadros exhibidos en las nuevas salas del Museo Dalí llama poderosamente la atención. Los tres óleos para la películade Hitchcock fueron literalmente, rescatados del desván por el chófer y mayordomo de Dalí, el ya fallecido Arturo Caminada, quien los encontró en un cobertizo de la casa de Port Lligat y los llevó al museo.La apoteosis del dólar fue propiedad de dos de los secretarios de Dalí, Enrique Sabater y John Peter Moore, y fue vendido por este último a la Fundación a un precio estimado en tomo a 200 millones de pesetas. Carne de gallina inaugural fue adquirida, a Ramón Pitxot por 106 millones de pesetas, cifra relativamente baja dada la gran importancia histórica y plástica del cuadro.

La tela Dos trozos de pan expresando el sentimiento del amor pertenecía a Gala-Dalí y fue objeto de arduas negociaciones entre el abogado del pintor, Miguel Doménech y la hija del primer matrimonio de Gala con Paul Éluard, Cécile Éluard, que lo quería para sí en contra de los deseos del pintor.

Un óleo de 1920 sobre tela de saco que representa al padre de Dalí fue legado al museo por la hermana del pintor. Una pequeña pintura, Metamorfosis paranoica del rostro de Gala, fue hallada por pura casualidad entre un montón de papeles del artista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1994