Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura desbloquea la política cinematográfica con el nombramiento de Enrique Balmaseda

Juan Miguel Lamet abandona tormentosamente la Dirección General de Cine

El Ministerio de Cultura cierra hoy la parálisis en la que se encontraba la política cinematográfica española con el nombramiento de Enrique Balmaseda como nuevo director del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), en sustitución de Juan Miguel Lamet, que ayer presentó su dimisión. El Ministerio de Cultura respondió a la renuncia inesperada de Lamet con su destitución fulminante. La creación de la comisión encargada de repartir las subvenciones anticipadas al cine será uno de los proyectos más inmediatos del nuevo director.

La presentación de la carta de dimisión por parte de Juan Miguel Lamet, en la que critica con dureza la política de cine realizada por el ministerio, sorprendió a la titular del departamento, Carmen Alborch, dando una conferencia en Talavera de la Reina (Toledo). Cultura tenía previsto la sustitución de Lamet por Enrique Balmaseda en el plazo de un mes, pero la inesperada renuncia del director el ICAA precipitó los hechos. El Consejo de Ministros de hoy aprobará la destitución de Juan Miguel Lamet y el nombramiento de Balmaseda.La convalecencia del director del ICAA, Juan Miguel Lamet, que horas antes de la concesión de los últimos premios Goya, el pasado 21 de enero, sufrió una crisis cardiaca por la que tuvo que ser ingresado y que le mantuvo en baja médica hasta el pasado lunes, ha sido, según diversas fuentes de Cultura, la causa principal de la parálisis de la política cinematográfica. Sin embargo, con anterioridad a su enfermedad, Lamet no apareció como interlocutor principal con los distintos sectores para elaborar las medidas contenidas en el decreto-ley del cine presentado por Cultura en el mes de diciembre y en la actualidad en trámite de comisión en el Congreso de los Diputados. Las conversaciones con los sectores afectados estuvieron a cargo de la propia ministra y el subsecretario del departamento, Enrique Linde. La ausencia de Lamet fue más notable en momentos críticos como la huelga de salas de cine, el pasado mes de diciembre, en protesta por dicho decreto.

Dos días de reflexión

Tras su incorporación al ministerio esta semana, Lamet decidió el martes presentar su renuncia mediante una carta dirigida a la ministra de Cultura, que fue depositada en su despacho ayer por la tarde. Carmen Alborch le había adelantado ese mismo día su intención de sustituirle al frente del ICAA pero sin prescindir de su colaboración como asesor, a lo que Lamet pidió dos días para reflexionar. El director del ICAA declinó ayer hablar con este periódico.

Enrique Balmaseda, de 43 años, ya ocupó la dirección del ICAA durante el periodo de Jorge Semprún (enero de 1990-diciembre de 1991). Con anterioridad, fue asesor ejecutivo del,gabinete del ministro Javier Solana durante el periodo 1984-1986 y secretario general técnico de Cultura en 1989 y director de Cultura en el Instituto Cervantes. Balmaseda, que ayer por la mañana negó que fuera el sustituto de Lamet y sólo lo confirmó cuando horas más tarde su nombramiento fue oficial, forma parte de un grupo de cinco expertos independientes nombrados por la Unión Europea que estudia las reformas de la política audiovisual europea. Este "grupo de reflexión", presentará su informe a mediados de abril con vistas a presentar en mayo el libro verde ante la Conferencia Audiovisual Europea.Dentro de la propuesta general de desbloqueo de la política del cine, Cultura tiene previsto cerrar hoy y hacer público el próximo lunes los nombres de los 20 representantes de la comisión encargada de repartir las subvenciones anticipadas al cine español. El primer plazo para la presentación de proyectos para acceder a estas ayudas finalizó el 28 de febrero sin que estuvieran nombrados los miembros que decidirán el reparto de los 300 millones de pesetas de los 1.000, que componen el total de las subvenciones anticipadas. Según la orden ministerial, publicada en el BOE del 26 de enero, estas ayudas deberán hacerse públicas en la segunda quincena de este mes de marzo. Este retraso -y las prisas con la que tendrán que ser estudiados los proyectos- está causando malestar dentro de los sectores afectados.

Comisión para las ayudas

Descartada la presencia del productor Agustín Almodóvar, hermano del cineasta, a quien Cultura propuso formar parte de dicha comisión y que rechazó alegando presiones periodísticas, se dan como seguros los nombres de José María Otero, director general de la Fundación Procine,; el productor Arturo Cuevas y Claudio Sierra, éste ultimo por la Unión de Actores. Las dificultades con las que el ministerio se ha encontrado para cerrar dicha comisión, entre las que ha tenido especial importancia la inicial negativa del sector del cine catalán que exigía la fijación de un 30% del total de las ayudas y la formación de un comité propio para su distribución, se han extendido también a los rechazos de personalidades ajenas al ámbito del cine.Distribuidores y exhibidores, que se opusieron de manera tajante, con un día de cierre de salas de cine incluido, al decreto de ley de cine de Cultura del pasado mes de diciembre, estarán también presente en el comité. Carmen Alborch propuso al distribuidor independiente y dueño de varias salas madrileñas Enrique González Macho, el formar parte de la comisión, lo que fue rechazado por éste alegando negocios en el sector de la producción. "No me parece correcto formar parte de la comisión que estudia proyectos en los que yo tengo intereses", dijo ayer González Macho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 1994