Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El palo de los intereses

De los 14.036,5 millones de pesetas que el Ministerio de Cultura pagará en 1994 a la Fundación Thyssen para amortizar la primera anualidad del préstamo concertado por Argentaria y otros banco para la compra de la colección, 4.410 corresponden a intereses y gastos de constitución del préstamo.Los 775 cuadros, instalados en el Palacio de Villahermosa de Madrid y en el Monasterio de Pedralbes de Barcelona, fueron adquiridos por 44.100 millones de pesetas. El primer pago, de 8.455 millones, fue desembolsado con un crédito extraordinario tras la convalidación en el Congreso del decreto ley que permitió la compra.

Ahora, quedan por pagar cuatro plazos. El primero se hará efectivo el próximo año. Y los siguientes, en 1995, 1996 y 1997, ascienden a 9.626 millones de pesetas cada anualidad. A esta cantidad habrá que añadir los intereses, que se decidirán de acuerdo con el precio del dinero en el mercado interbancario de Madrid a fecha de 27 de julio, incrementado en un 0,375%. Si los interesen son similares a los que se pagarán en 1994, el precio de la colección Thyssen aumentará en unos 16.000 millones de pesetas. Sumados a los 44.100, el precio real de los cuadros ascenderá a más de 60.000 millones de pesetas.

La compra de la colección Thyssen fue tratada como una operación de Estado y estaba previsto que fuese financiada con el dinero que la propia fundación recibiría de Cultura con cargo a los créditos de los Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno dudó, debido a los recortes presupuestarios, si incluir el pago en el presupuesto ordinario del Ministerio de Cultura, lo que un principio hizo temer que éste no pudiera afrontar sus principales proyectos y compromisos adquiridos. El asunto queda resuelto con el incremento del presupuesto de Cultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1993