Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PRESUPUESTOS DE CULTURA PARA 1994

Alborch consigue más dinero para pagar la colección Thyssen

El Ministerio de Cultura mantiene el mismo presupuesto que en 1993

El pago del préstamo con el que se compró la colección Thyssen entra finalmente en el presupuesto ordinario del Ministerio de Cultura, pero el temido recorte para 1994 no se ha producido. El ministerio mantiene en 1994 el mismo nivel presupuestario que en 1993. Si en 1993 el presupuesto ha sido de 52.535,3 millones de pesetas, para 1994 se han conseguido 66.475,4 millones, de los que 14.036,5 serán destinados a pagar la anualidad de la colección Thyssen. Descontada esta cantidad quedan, pues, 52.438,9 millones para Cultura.

La ministra de Cultura, Carmen Alborch, ha logrado convencer a sus colegas del Gobierno y al presidente Felipe González de que la compra de la colección Thyssen, realizada como un asunto de Estado, no puede ahogar al Ministerio de Cultura."Nosotros nos sentimos solidarios con el Gobierno en la grave crisis económica, pero éste ha mostrado una gran sensibilidad al permitirnos mantener el mismo nivel de 1993. Se nos ha añadido una cantidad muy importante para que podamos pagar la colección Thyssen. Ello nos permitirá mantener los compromisos adquiridos. El año 1994 será un año de reflexión, pero no de paralización", afirmó ayer Alborch.

Al diseñar el presupuesto, Cultura se ha marcado unas prioridades: la primera, mantener los compromisos, pero también revisar todo el sistema de subvenciones; finalizar las obras del Teatro Real de Madrid para que pueda ser inaugurado en 1995; realizar un mapa de las infraestructuras culturales de toda España y reflexionar y tomar una decisión sobre la ampliación del Prado. Alborch ha iniciado ya conversaciones con posibles sustitutos de varios directores generales, aunque su intención no es cambiar porque sí, sino encontrar a personas de la máxima capacidad.

La partida más importante del presupuesto es para gastos de personal del ministerio y de los organismos autónomos: 19.501,9 millones de pesetas. Se han reducido en más de 1.000 millones los gastos de funcionamiento. Si para 1993 fueron de 9.946 millones, para 1994 han quedado en 8.621,5 millones. Las otras partidas se mantienen en términos muy similares al presupuesto de 1993: ayudas a empresas e instituciones sin fines de lucro (285 millones), a la creación literaria y promoción de autores (404,4 millones), difusión cultural en el extranjero (413,2), inversiones en archivos estatales (1.095,5), inversiones en museos nacionales (2.272,8), más una partida de 200 millones para los centros integrados en el Sistema Español de Museos, conservación del patrimonio (830 millones), inversiones en bibliotecas públicas de titularidad estatal (1.689 millones), inversiones en la Biblioteca Nacional (1. 198,7 millones), especialmente en informatización, y en el futuro Museo del Libro.

El equipo dirigente de Cultura ha introducido en el presupuesto dos dotaciones que considera especialmente relevantes. La primera, de 450 millones de pesetas, será destinada a "becas y ayudas a personas e instituciones para proyectos de interés cultural, promoción del arte español y formación de profesionales en artes e industrias culturales". Este sistema de becas no está aún regulado, según explicó ayer el subsecretario de Cultura, Enrique Linde. Se concederán por orden ministerial y en las próximas semanas se establecerán las bases de acceso. La otra partida, de 447,2 millones, ya existente en presupuestos anteriores, pero que para 1994 se incrementa considerablemente, será para compra de obras de arte y bienes del patrimonio histórico. "El objetivo es adquirir obras de arte para los distintos museos estatales y establecer un reequilibrio" explicó Linde.

Cultura mantendrá los compromisos adquiridos en auditorios y bibliotecas ya en construcción, pero revisará todos los proyectos y peticiones pendientes. La construcción de la Red de Auditorios contará con 1.181,8 millones de pesetas. Se pretende que las unidades de producción del INAEM (teatro, danza y Orquesta Nacional) viajen más fuera de Madrid. En teatro, se proyecta ahorrar costes (la Compañía de Teatro Clásico paga un alquiler de más de cien millones por el Teatro de la Comedia). No se descarta una fusión entre el Centro Dramático Nacional y la Compañía Nacional de Nuevas Tendencias Escénicas.

Mapa de infraestructuras

La ministra ya se ha puesto en contacto con todos los presidentes autonómicos y con la Federación de Municipios para que nombren interlocutores con los que crearán el mapa de infraestructuras culturales de España para tener conocimiento de las necesidades reales de todas las regiones españolas. Con este mapa, Cultura quiere tener información de cuánto se invierte en cultura en toda España y qué equipamientos son realmente necesarios. Linde dijo ayer que esperan tener un primer diagnóstico de necesidades en enero o febrero próximo.

La ministra creará en el plazo de dos semanas una nueva dirección general de servicios, cuyo principal objetivo es, según Linde, "conseguir una mayor eficacia y evitar la dispersión". Reunirá la asesoría jurídica, secretaría general, técnica, servicio de obras, personal, informática, etcétera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1993