Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Prado, el más perjudicado

El Museo del Prado es el gran perjudicado en el presupuesto del Ministerio de Cultura. Tiene una dotación de 233,9 millones de pesetas frente a los 740,9 del Reina Sofía o los 441 del Museo Nacional de Arte de Cataluña Pero la ministra de Cultura, Carmen Alborch, ha decidido que 1994 será el año de reflexión sobre el Prado y que no se tomará a la ligera ni precipitadamente ninguna decisión sobre su ampliación.El ministerio esperará a que aparezca el tercer y último volumen del inventario general de los fondos del Prado. "Entonces sabremos exactamente cuáles son esos fondos, el llamado Prado oculto, y qué necesidades expositivas requieren", afirmó ayer el subsecretario de Cultura, Enrique Linde. "El director del museo, Felipe Garín, me ha dicho ya que no existe necesidad de nuevas aéreas expositivas sino para administración. Bien; todo esto se estudiará muy detenidamente". Si el resultado es que necesita una ampliación, Cultura convocará a expertos, arquitectos y museólogos españoles y extranjeros para que den su opinión. "Después veremos el coste económico de todo ello y si podemos asumirlo", dijo Linde. "En el 94 se pensará y decidirá, pero no se ejecutará. Todo se hará muy abiertamente y queremos que sea una decisión compartida y consensuada con todos los partidos".

De los 740,9 millones de pesetas con que cuenta el Reina Sofía, 465 son para la adquisición de obras de arte y los 275,9 restantes para deudas pendientes y para algunas obras menores que aún quedan por realizar. El presupuesto del Reina Sofía ha sufrido un ligero recorte respecto al de 1993. "Se harán menos exposiciones. De las 13 o 14 que se realizaban se pasará a ocho o nueve, pero todas tendrán un alto nivel".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1993