Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patada de Alberti

"Cuando los poetas son buenos, no hace falta dar explicaciones. Ella tiene calidad". Así se expresó Rafael Alberti sobre Dulce María Loynaz, a la que conoció el año pasado en Cuba. Ante la insistencia de los periodistas, a la búsqueda de declaraciones en el patio de la universidad una vez finalizado el acto académico, un Alberti con más ganas de disfrutar del día soleado que de hacer grandes frases dijo: "Me parece muy bien que les den un premio a los poetas que lo merecen; a los que no, que les den una patada en el culo".Alberti, también de 91 años, como Loynaz, estuvo ayer sentado en un lugar de honor durante la entrega del Premio Cervantes. El director de la Real Academia Española, Fernando Lázaro Carreter, y otros académicos como Julio Caro Baroja, Antonio Buero Vallejo y Gonzalo Torrente Ballester, se situaron en las primeras filas. Al acto no pudo acudir el anterior Premio Cervantes, Francisco Ayala, que se encontraba de viaje. Torrente Ballester, que conoció a la escritora en La Habana hace cinco meses, destacó el buen castellano de Dulce María Loynaz. El novelista gallego añadió refiriéndose a la obra de la escritora: "Bueno, está bien. Hay que tener en cuenta que en Hispanoamérica hay superproducción de poetisas, cosa que en España no tenemos, y ella tiene un puesto muy importante entre Gabriela Mistral, Alfonsina Storni o Juana de Ibarbouru".

Por luto

Por primera vez, ayer se colgó una medalla al ganador, iniciativa que se mantendrá a partir de ahora. La entrega del Cervantes, que coincide con el Día del Libro, no tuvo ayer continuación en el encuentro anual de los Reyes con los intelectuales, acto que se cancelé debido al luto por la reciente muerte de don Juan.Loynaz estará en España hasta el día 2 de mayo, y el día 27 tiene consulta con el equipo médico del hospital madrileño La Paz, que estudiará la posibilidad de operarla de cataratas, ya que la autora ha perdido casi por completo la vista. El próximo lunes a las ocho de la tarde participará en una lectura de sus poemas en la Residencia de Estudiantes de Madrid.

Con motivo de la visita de la escritora la Universidad de Alcalá de Henares ha abierto una exposición titulada Dulce María Loynaz y la ciudad de las columnas. La ciudad de La Habana vista por sus pintores. La muestra estará abierta hasta el 14 de mayo y viajará luego a Oviedo, Santiago de Compostela y Cádiz. Se incluyen obras de pintores cubanos de este siglo, la mayoría nacidos en La Habana, entre ellos Eduardo Abela, Víctor Manuel García, René Portocarrero, Gilberto de la Nuez Iglesias, Ángel Acosta León y Gustavo Acosta Pérez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de abril de 1993