Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN LOS BALCANES

"Los serbios no hemos provocado ninguna explosión"

G. KUKIC (REUTER) Las fuerzas serbias en el enclave de Krajina (Croacia) mantienen que fue la artillería croata la causante de los graves daños producidos en la presa de Peruca, que amenaza con derrumbarse. El coronel Kosta Novakovic, portavoz del Ejército serbio en Knin, la capital de Krajina, aseguró ayer: "Los serbios no hemos provocado ninguna explosión en la presa, ni causado daño alguno".

Tres explosiones estremecieron el jueves a la enorme presa cuando un ataque croata forzó a las fuerzas irregulares serbias a retirarse de las instalaciones y dejar su control en manos croatas. Los militares serbios aseguraron que los croatas atacaron y bombardearon la presa totalmente conscientes de todos los riesgos y posibles consecuencias de su acción. "Si los serbios hubiésemos tenido alguna intención de dañar la presa, hemos tenido un año para hacerlo".

Sin embargo, el líder de los rebeldes serbios, Goran Hadzic, admitió el jueves que sus unidades habían montado "toneladas de explosivos" en la presa para activarlas "en caso de necesidad".

Los serbios de Krajina colocaron minas en Peruca cuando se apoderaron de la región y declararon su separación de Croacia. Fuentes militares serbias indicaron que los ataques croatas continuaban ayer a pesar de un alto el fuego incondicional prometido por los croatas a las autoridades de Knin a través de Jeannie Peterson, funcionaria de l»as Naciones Unidas.

Alto el fuego

Las mismas fuentes indicaron que los croatas habían bombardeado otra central hidroeléctrica en el sur de Peruca. Peterson comentó que el alto el fuego propuesto por los croatas tenía como objetivo evitar una escalada de la lucha que se está desarrollando en el enclave de Krajina.

Mientras, los serbios de Krajina sufrieron ayer un nuevo revés. Después de una primera serie de éxitos militares cerca de Zadar con la recuperación de varias localidades perdidas durante la ofensiva croata, los serbios han sido desbordados con la apertura de un nuevo frente en la zona de la central hidroeléctrica de Peruca.

Según un oficial de los cascos azules de Naciones Unidas, las milicias serbias forzaron el jueves a retirarse a las fuerzas de la ONU situadas en la zona, pero los serbios fueron derrotados por los croatas en su avance hacia la estratégica presa de Peruca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de enero de 1993