Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN LOS BALCANES

La ONU apela sin éxito a que se respete el embargo contra Belgrado

Nueva York / Calafat

El Consejo de Seguridad, "extremadamente preocupado" por las noticias sobre barcos serbios cargados de petróleo rumbo aguas arriba del Danubio, ha pedido a Ucrania, Rumania y Bulgaria que acaten las disposiciones sobre el embargo total a que deben ser sometidas Serbia y Montenegro. El llamamiento de la ONU se produjo mientras un tercer cargamento de petróleo se dirigía hacia un puerto serbio. Dos más están en camino y las autoridades rumanas dicen que hay numerosos barcos cargando crudo en el puerto ucranio de Reni.Los 15 países que integran el Consejo de Seguridad han pedido al Gobierno de Ucrania, de donde proceden los navíos que en las últimas jornadas están violando el embargo, que "asegure que no se autorizará ningún otro cargamento", según Yoshio Hatano, presidente de turno del Consejo. Hatano también ha indicado que va a convocar a los embajadores de Rumania y Bulgaria en la ONU para recordarles Ias obligaciones claras que dimanan de las resoluciones" relativas al embargo "y pedirles explicaciones" sobre por qué no se ha interceptado a los barcos. Las resoluciones 757 y 787 del Consejo indican que los Estados ribereños deben impedir, aun usando la fuerza, el tránsito de tales barcos.

El Gobierno de Ucrania rechazó ayer las acusaciones de violación del embargo contra Yugoslavia. En un comunicado emitido después de que el secretario de Estado norteamericano, Warren Christopher, conversara telefónicamente con el ministro de Asuntos Exteriores, Anatoly Zlenko, el Gobierno ucranio asegura, a pesar de las evidencias, que todas las acusaciones "no tienen fundamento" y sugiere la creación de unas oficinas de inspección de la ONU en los puertos de Ismail y Reni.

Dos horas de acoso

El remolcador serbio Veledit arrastraba ayer río arriba 10 barcazas cargadas con 10.000 toneladas de crudo ucranio. El barco no hizo ningún caso a las órdenes de detenerse que le dieron patrulleras rumanas y búlgaras antes de entrar en la parte serbia del Danubio. "Nuestras patrulleras estuvieron durante casi dos horas dando vueltas muy cerca del remolcador con el propósito de hacerle reducir la marcha, pero lo dejamos cuando uno de nuestros barcos casi choca con los serbios", indicó el general Dimitru Luca, jefe de la guardia costera rumana, en el puesto fronterizo de Calafat. El Veledit es el tercer barco que rompe el embargo en un plazo de tres días, y otros dos buques ya están remontando aguas del Danubio.

Por otra parte, la policía italiana se incautó ayer de cuatro rampas lanzamisiles y diverso armamento hallado a bordo de un barco mercante con bandera de la isla caribeña de San Vicente que se dirigía al puerto croata de Rijeka. El Dolphins I fue interceptado por las fuerzas aliadas que patrullan el mar Adriático y escoltado al puerto italiano de Taranto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de enero de 1993