Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 71 años Astor Piazzolla, el músico renovador del tango

El compositor argentino de tangos Astor Piazzolla, de 71 años, murió en la madrugada de ayer en Buenos Aires. El músico falleció en un sanatorio acompañado por su esposa y dos hijos. Llevaba dos años ingresado en instituciones médicas, tras un derrame cerebral del que había sido víctima en París. Gran bandoneonista, compositor, influido por los grandes del jazz, el compositor logró darle al tango un rango específico. Su premisa era que el tango "es un arte musical que debe evolucionar y no un folclor ridículo para distraer a los turistas".

Piazzolla sufrió una trombosis cerebral el 5 de agosto de 1990 en un hotel, de París, ciudad en la que residía. Nueve días después, en estado de coma y con lesiones cerebrales irreversibles", según el diagnóstico del hospital Ambroise Pare, fue trasladado a Argentina por decisión de su esposa e ingresado en una clínica de Buenos Aires. El traslado a esta capital fue arreglado por el Gobierno de Carlos Menem, quien ayudó a la familia al enterarse de que no podía hacerse cargo de los gastos en el sanatorio francés.

El músico salió del coma 15 días más tarde. Su delicado estado obligó a internarlo varias veces en distintas clínicas, con cuadros de neumonía y, en tres ocasiones, también en coma. Últimamente había recuperado el movimiento de una mano y una pierna, aunque nunca llegó a re cuperar el habla.

Considerado el Gershwin de Río de la Plata, Piazzolla es autor de algunas de las canciones que batieron récords en Argentina y fueron versionadas por cantantes extranjeros. El francés Julien Clerc interpretó su Balada por un loco, mientras que Grace Jones cantó Libertango. En 1986, Piazzolla recibió el Cesar del cine francés a la mejor música por Tangos, el exilio de Gardel, realizado por su compatriota Fernando Solanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de julio de 1992