Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La introducción de tecnicismos ingleses en el español alerta a los lingüistas

El centenar de lingüistas, investigadores y académicos que se han reunido en Sevilla durante esta semana para celebrar un Simposio Internacional de Investigadores de la Lengua Española han manifestado su "preocupación" por la introducción de tecnicismos procedentes del inglés en el castellano.Según los expertos, estos términos, que se usan cada vez más por el "hablante medio", deberían ser los mismos en todo el mundo hispánico. En este sentido, Nicolás Sánchez-Albornoz, director del Instituto Cervantes, señaló que la gran fuerza del español "radica en el mantenimiento de una estructura común para España e Hispanoamérica".

Para Sánchez-Albornoz -quien participó ayer en el acto de clausura- y Manuel Alvar, ex director de la Real Academia Española, la introducción de extranjerismos en el lenguaje no es un problema nuevo.

"Nuestra lengua recibió un buen número de americanismos en el siglo XVI y en otras épocas han entrado vocablos del italiano y del francés, y ello no ha alterado el idioma", aclaró el presidente del Instituto Cervantes.

Los participantes en el simposio, organizado por el pabellón de España en la Exposición Universal de 1992, han llegado a la conclusión de que los gobiernos de los distintos países hispánicos deben desarrollar una política lingüística que asegure la unidad básica de la lengua, aunque partiendo de "la legítima variedad que el español tiene en todos los lugares en que se habla".

La urgencia que el idioma tiene de un nuevo diccionario normativo y de otro histórico, así como de una nueva edición de la gramática de la Academia, son algunas de las conclusiones.

Sánchez-Albornoz se refirió también a la importancia del español, "el segundo idioma de relación en el mundo", con unos 400 millones de hablantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de diciembre de 1991