Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BATALLA ELECTORAL VASCA

Seis empresas vascas construirán la autovía que unirá Guipúzcoa con Navarra

Seis empresas vascas construirán dos de los tramos guipuzcoanos de la autovía que unirá esta provincia con Navarra. El tercero de los que consta esta carretera no será adjudicado hasta el próximo mes, al haberse tenido que incrementar el presupuesto inicial por un desfase con el coste real. La vigilancia de las obras de esta carretera, amenazada por ETA, se realizará por la policía autonómica vasca (Ertzaintza) y empresas privadas de seguridad.

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Guipúzcoa acordó ayer, en sesión extraordinaria, adjudicar las obras de la carretera que mayor polémica ha suscitado por la oposición de sectores próximos a Herri Batasuna, a un grupo de empresas radicadas en el País Vasco. Al concurso se habían presentado dos uniones temporales de empresas, una de ellas formada por las más importantes constructoras de España y otra de empresas de ámbito vasco.Las empresas vascas Moyúa, Sobrino, Asfaltos Naturales de Campezo, Altuna y Uría y Construcciones Murias presentaron, a juicio del Gobierno provincial, un proyecto mejor que el ofertado por las constructoras Cubiertas y NZOV, Construcciones y Controtas, Entrecanales y Távora, Ferrovial, Auxini, Ginés Navarro, Fomento y Construcciones, Laing, Ocisa, Agromán, Dragados y Construcciones y Hugarte y compañía.

Horas antes de hacerse público el nombre de las empresas adjudicatarias, el candidato de Herri Batasuna por Guipúzcoa, Iñaki Esnaola, realizaba un llamamiento a las constructoras pidiendo que presionasen a la Administración para que celebrase un referéndum sobre la autovía.

Los tramos que han sido adjudicados son los más próximos a Navarra, provincia don de las obras comenzaron hace meses, y constan de seis kilómetros cada uno de ellos. El coste de esta carretera, el proyecto "más ambicioso" realizado por la institución foral, es de 13.500 millones de pesetas.

Para el mes de noviembre la Consejería de Interior del Gobierno vasco tendrá finalizado el plan de seguridad de la zona ya que es la Ertzaintza quien se encargará de la vigilancia de las obras de la autovía.

Hace un año ETA hizo público un comunicado en el que amenazaba a los técnicos y las empresas que participasen en la construcción de la carretera

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de octubre de 1990

Más información

  • Las obras, adjudicadas ayer, costarán 13.500 millones de pesetas