Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BATALLA ELECTORAL VASCA

Un idioma por canal

La ikurriña que ondeaba en el centro emisor de Durango (Vizcaya) fue la primera imagen emitida el 1 de enero de 1983 por la televisión vasca, Euskal Telebista (ETB). El discurso inaugural del entonces presidente de la comunidad, Carlos Garaikoetxea, un documental sobre rutas del País Vasco, dibujos animados y un telefilme doblado al vascuence con subtítulos en castellano completaban la programación del primer día."La televisión vasca es un instrumento de recuperación del euskera y de recuperación de conciencia nacional", dijo el entonces director general, "que emitirá íntegramente en euskera con subtítulos en castellano". La declaración de principios, sin embargo, sólo consiguió mantenerse íntegra unos pocos meses. Antes del final del año 1983 comenzaba a difundirse un informativo en castellano y a mediados de 1986 llegó la irrupción definitiva de la lengua castellana en la televisión dependiente del Gobierno vasco, cuando por sorpresa ETB puso en marcha un segundo canal de programación en castellano.

Entonces, ETB-2 se perfilaba como "un canal subordinado al primero y capaz de generar más recursos". El segundo canal logró, una vez asentado, captar la audiencia que, debido a las barreras lingüísticas, no veía ETB-1. Euskal Telebista ha contado desde su creación con un presupuesto superior a los 36.000 millones de pesetas, cubierto en más de un 80% por las subvenciones del Gobierno vasco.

28% de audiencia

La generosa dotación económica y el funcionamiento de los dos canales no ha conseguido que la audiencia alcance los niveles de las televisiones autónomicas de Galicia y Cataluña. Las últimas cifras del Estudio General de Medios, consideradas por la dirección de Euskal Telebista muy satisfactorias, revelan que ETB-2 consigue la atención del 28% de la audiencia, mientras que el canal con programación en euskera tan sólo llega al 12%.

En los medios de comunicación escritos, la presencia de la lengua vasca es reducidísima. Los diarios Egin y Deia ofrecen un pequeño porcentaje de informaciones en lengua vasca. El semanario Argia es la única publicación periódica íntegramente en vascuence, tras la desaparición el pasado mes de septiembre de Eguna y Hemen, semanarios de formato tabloide que nacieron hace cuatro años al amparo de las subvenciones públicas con el objetivo de servir de puente hacia la aparición de un diario. Los intentos no han acabado.

El Gobierno vasco ha encargado un proyecto de diario y el colectivo Egunkaria Sortzen (Sacando un Periódico) ha anunciado la aparición de otro antes de final de año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de octubre de 1990