Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE LA ANTIGUA CAPITAL ALEMANA

Pintadas y superficies blanqueadas

A diferencia de las paredes del lado occidental, abarrotadas de pintadas y mensajes de todo tipo, las paredes de la cara oriental del muro de Berlín están pintadas de un color blanco brillante para que las siluetas de los fugitivos se recorten nítidamente bajo los focos. No es de extrañar que, inmediatamente después de la apertura de fronteras, los artistas de Berlín Este decidieran hacer una pintada colectiva sobre esas paredes.

"Tuvimos mala suerte porque fue el primer día extraordinariamente frío", dice la pintora Rose-Marie Rautenberg, una de las organizadoras de la pintada, "unos franceses, con la cobertura de un equipo de televisión, lograron pasar a Berlín Este gran cantidad de pintura y pinceles y nos reunimos en uno de los nuevos pasos fronterizos pero, como había otras manifestaciones y actos, no vino tanta gente como esperábamos. Logramos pintar un sector del muro, pero llegó un momento en que la pintura se helaba en los botes y lo dejamos. Fue emocionante y quedaron algunas pinturas extraordinarias. Al día siguiente, la policía había vuelto a pintar el muro de blanco".

Mensajes variopintos

No es previsible que suceda lo mismo en el lado occidental. Aunque la policía de la RFA y las policías militares británica, francesa y norteamericana que patrullan el lado Oeste suelen interrumpir la labor de los jóvenes provistos de martillos y cinceles que tratan de llevarse fragmentos de muro, no parece quedar ni una pulgada de espacio sin pintar. Los mensajes son variados y variopintos y van de lo sublime -"Mira el cielo y acuérdate de que no hay fronteras", escrito en italiano, o "No sueñes tu vida, vive tus sueños", en alemán- a lo ridículo -"Como dijo Zavala, viva la concha y meta la bala", en castellano-, pasando por lo satírico -"Saltad y uníos a la fiesta" o "Satán ama a Berlín Este"- y por lo filosófico -"Más allá del comunismo y el americanismo existe la identidad aleinana"- Algunas pintadas provocan vergüenza ajena o consternación en el observador hispánico, como una que dice "Els catalans som collonuts. Visca la Terra LLiure" y otra que declara "Gora ETA". Y hay una pintada de la calle Bernauer que resume la situación de Alemania: "Querer la reunificación alemana es como defender la virginidad fornicando".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 1989