HACIA UNA NUEVA EUROPA

55.500 alemanes cruzan el muro de Berlín en la primera jornada

Agencias
Bonn / Múnich - 10 nov 1989 - 23:00 UTC

AGENCIAS Un total de 55.500 habitantes de Berlín Oriental pasaron al sector oeste: en las primeras 24 horas de libertad de viaje, según informó ayeren Bonn un portavoz del ministerio del Interior. Sin embargo, sólo 3.250 de ellos decidieron quedarse en la República Federal Alemana (RFA), según el mismo portavoz. Los demás se dieron una vuelta y regresaron a sus hogares en la RDA.

La llegada de alemanes orientales a la RFA a través de terceros países continuó ayer, a pesar de la apertura de la frontera interaleniana. El jueves llegaron a la RFA. 7.648 personas, según la policía, una cifra menor que en jornadas anteriores. El miércoles, por ejemplo, llegaron 11.018 refugiados a través de Checoslovaquia, a los que hay unir 123 que lo hicieron por Hungría y Austria.

Más información

Desde la apertura de la frontera checoslovaca el pasado 3 de noviembre han entrado en la RFA 55.693 alemanes orientales, cifra que se eleva a 130.000 desde el 10 de septiembre, cuando Hungría abrió sus puertas a los que se marchaban del Este.

Esta situación está provocando inquietud, cuando no repulsa, desde diferentes estamentos regionales y estatales de la RFA. En Bremen, el alcalde ha cerrado provisionalmente la ciudad a los refugiados alemanes orientales, mientras en Hannover, el alcalde advirtió el jueves que es "perfectamente concebible" que las ciudades acaben por negar el alojamiento de los refugiados.

Ante los crecientes problemas de alojamiento que va provocando la avalancha de refugiados, el ministro de la Cancillería pidió el jueves a los alemanes orientales que se lo piensen bien antes de emprender su huida a la RFA, dada 9a estrechez del mercado inmobiliario".

Optimismo en la bolsa

Los economistas calculan que los desilusionados alemanes orientales contribuirán en aproximadamente medio punto al crecimiento del producto nacional bruto de la RFA en los próximos años. Las autoridades de Bonn calculan que de los 16 millones de habitantes de la RDA, alrededor de 1,5 millones quieren emigrar al Oeste, y los economistas pronostican un flujo anual de entre: 300.000 y 500.000 durante los próximos años.

Como respuesta a esas perspectivas, ayer la Bolsa de Francfort tuvo una fuerte alza, especialmente en empresas constructoras. Estas acciones ya habían subido ante la tremenda demanda de nuevas viviendas y del plan anunciado por el Gobierno federal de dedicar 8.000 millones de marcos (520.000 millones de pesetas) para un programa cuatrienal de construcción de nuevas viviendas baratas para los nuevos alemanes occidentales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 10 de noviembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50