Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

James Cameron: "Con un buen guión, el presupuesto es lo de menos"

Su película 'The abyss' ha costado más de 5.000 millones de pesetas

James Cameron se ha convertido a sus 34 años y con sólo tres películas, Terminator (1984), Alien, el regreso (1986) y The abyss (El abismo), ésta última proyectada el pasado lunes en el Festival de Cine de San Sebastián, en uno de los nombres más sólidos del cine de ciencia ficción. Acostumbrado a grandes presupuestos -The abyss, historia rodada bajo el agua que ha costado más de 5.000 millones de pesetas-, a James Cameron lo que le preocupa ahora es el contenido. "Con un buen guión" dice, "el presupuesto es lo de menos".

Canadiense, pero afíncado en California desde pequeño, Cameron, un barbudo cerebral, serio y muy inteligente, adquirió su experiencia en la compañía de Roger Corman, donde trabajó como encargado de efectos especiales y como director artístico y diseñador de producción.

The abyss ha sido su trabajo de mayor complejidad. "Mis tres películas han marcado mi proceso de aprendizaje no sólo como director sino como escritor", dice, "puesto que en todas he trabajado con guiones propios y en cada uno de ellos he intentado dar un paso cada vez más atrevido con el deseo de superar nuevos límites en la ciencia ficción".

El 40% de la acción en The abyss transcurre bajo el agua. El rodaje inauguró dos tanques adaptados para filmaciones submarinas utilizando los restos de una central nuclear inacabada de Carolina del Sur. 140 días de rodaje, 50 de ellos dentro del agua, culminaron una preparación lenta y muy complicada. "Un proyecto así es como un puzzle", dice, "y lo principal es que la impaciencia no te haga perder los nervios". cameron entorna que la película ha ido bien en taquilla en EE UU, donde ha obtenido beneficios, aunque sin llegar a los primeros puestos de las listas. 'Creo que un director debe intentar alejarse de la responsabililad económica que lleva consigo su trabajo, entre otras cosas porque entran en juego muchos factores, los principales la publicidad y la competencia, que no son le su incumbencia.

En el aspecto creativo, James Cameron quiere alejarse ahora le la ciencia ficción, "porque soy in cineasta, no un cineasta de género", dice. Asimismo, pretende dirigir en el futuro guiones ajenos, y cree que encontrar alguno de verdadera calidad es tarea diricil hoy en día. "En el cine norteamericano actual no parece que se ponga demasiado énfasis en las emociones profundas de los personajes", dice. "Es como si sólo importara encabalgar sítuaciones, personajes o chistes. Con un buen guión, el presupuesto es lo de menos. Yo quiero realizar en el futuro una película sin demasiado dinero, para demostrarme que soy capaz de hacerlo, de volver a los orígenes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de septiembre de 1989