Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Semprún rechaza que se nieguen los derechos al catalán en carta a Coromines

El ministro de Cultura, Jorge Semprún, remitió el pasado día 28 de junio una carta al filólogo catalán Joan Coromines, reciente Premio Nacional de las Letras, en la que rechaza "con absoluta convicción que el Gobierno niegue los derechos que se le deben a la lengua catalana". La carta responde al escrito enviado al ministro por Coromines a principios del presente mes en el que hacía constar su malestar por el trato dado por "el Estado y el Gobierno" que le otorgaban el premio a la "lengua y nación catalana".En la carta de Semprún se lee: "Le acepto que no se dediquen a la promoción y estudio de la lengua catalana todos los recursos necesarios o todos los que usted considera necesarios, pero aquí estamos ante un problema de administrar recursos -siempre escasos- y de establecer prioridades, en lo que probablemente cometemos errores pero no por ello se nos puede acusar de negar los derechos a la lengua catalana".

Más adelante, el ministro escribe: "Me echa usted en cara que se admitan en Cataluña maestros, agentes de policía y otros funcionarios 'sin cabal conocimiento' del catalán. Usted sabe que ello no depende de mí y por otra parte la ideología que subyace en esta acusación me espeluzna como demócrata".

En otro momento de su respuesta, Semprún afirma: "No entiendo cómo se puede prestar obediencia a una lengua. Las lenguas son sistemas de comunicación que se pueden utilizar y se puede pasar de una a otra, o bien se pueden mejorar o enriquecer. No entiendo, por lo tanto, que su devoción por la lengua de sus mayores le impida dedicarse a otras lenguas. De hecho su obra desmiente esta incompatibilidad". Y tras una breve digresión sobre el concepto de nación, el ministro añade: "Decir hoy que la única nación de uno es la catalana me parece, con todos los respetos, un anacronismo tanto desde el punto de vista político como lingüístico".

Semprún concluye su carta señalando que no se le retirará el premio "porque se le concedió por su contribución a las letras españolas y no por su aportación a la ciencia política o a la convivencia ciudadana".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de julio de 1989