Fernandez Ordóñez, unico ministro de la CE en la reunion de San Pedro Sula

El ministro español de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, salió ayer rumbo a San Pedro Sula (Honduras), acompañado de varios altos cargos de su departamento, para asistir a la reunión conocida como San José V, que teóricamente debería tener lugar entre los ministros de Exteriores de la Comunidad Europea y los centroamericanos. Sin embargo, en esta ocasión destaca precisamente la ausencia de la práctica totalidad de los ministros europeos, algo que, según fuentes del Palacio de Santa Cruz, "no tiene por qué indicar" una falta de interés por parte de la CE en la cooperación política con América Latina.La mayor parte de los ministros de Exteriores de la CE se encuentra en Tokio, asistiendo a los funerales por el emperador Hirohito y, según fuentes diplomáticas españolas, "no les resultará fácil" encontrarse en San Pedro Sula, lugar de relativamente difícil acceso -los aviones de Iberia prevén una escala especial en estas jornadas-, cuando, el lunes, se inaugure San José V. Serán, por tanto, secretarios de Estado o directores generales quienes representen a los países de la CE, salvo España, en la reunión anual entre la Comunidad y Centroamérica.

Contrasta la presencia de segundo nivel de la mayor parte de los países europeos con la nutrida delegación española: además del ministro de Exteriores, estarán presentes el secretario de Estado para la Cooperación Internacional, Luis Yáñez; el secretario general de Política Exterior, Fernando Perpiñá-Robert; varios directores generales y otros funcionarios, hasta completar una docena.

Esfuerzos especiales

Sin embargo, este contraste no significa, según la diplomacia del Palacio de Santa Cruz, que los esfuerzos españoles por aumentar la cooperación política (y económica) de la CE con los países latinoamericanos en general y con Centroamérica en particular caigan en terreno baldío entre los colegas europeos.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

"Lo fundamental es que el país que ejerce la presidencia de la CE (en este caso, España) esté bien representado; los ministros muchas veces no asisten a este tipo de reuniones", minimizó un responsable diplomático español.

Además, dijeron estos medíos, la CE aprobará en San Pedro Sula hacer "esfuerzos especiales" para consolidar la creación efectiva de un mercado común centroamericano y se comprometerá a velar por la existencia de garantías de paz en la región, tema en el que, tras la cumbre celebrada este mismo mes en El Salvador, existen "grandes esperanzas" en las cancillerías occidentales.

Al mismo tiempo, la Comunidad Europea, y de manera especial España, tratará de "convencer" a la Administración de Estados Unidos de la sinceridad de los propósitos expresados por algunos países, señaladamente Nicaragua, en la citada cumbre de El Salvador, dijeron medios diplomáticos españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de febrero de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50