La Generalitat gastará 900 millones en impulsar la producción de cine para televisión

Críticas a TVE y TV-3 en las Jornadas sobre Cine y Televisión en Cataluña

La Generatitat de Cataluña destinará el próximo año 900 millones de pesetas a impulsar la producción de películas y series para la televisión, según informó ayer el director general de Promoción Cultural, Xavier Bru de Sala, en la clausura de las Jornadas sobre Cine y Televisión en Cataluña. Jordi Bailó, director de la Oficina Catalana de Cine, entidad organizadora del encuentro, criticó la política cinematográfica de TVE y TV-3, "por su probado desinterés" en el primer caso y "por no cumplir lo acordado" en el segundo. A esta crítica se sumó el primer secretario del Partit deis Socialistes (PSC), Raimon Obiols, que acusó a TV-3 de mantener una actitud "hipertrófica, autosuficiente y cerrada" hacia los distintos sectores de la cultura.

Más información
'Marca catalana'

Bru de Sala también aludió a la voluntad de su departamento de abordar, "si realmente hace falta", la redacción de una ley del Audiovisual. Obiols replicó a este anuncio advirtiendo "que no puede caerse en el error de supeditar a un proceso legislativo las soluciones y compromisos que exige el momento presente". "Sí a la ley", precisó, "en tanto que elemento de reflexión y ordenamiento". "No a la ley", concluyó, "si va a ser utilizada como recurso fácil para justificar una actuación dilatoria".Antes, Obiols había dirigido una dura crítica a la actuación de TV-3, en la que denunció "la desatención" de la televisión autonómica hacia el cine catalán. "Todas las televisiones europeas tiene una política cinematográfica excepto TV-3", afirmó. El dirigente socialista fue mucho más benévolo al referirse a TVE, aunque reconoció que la vinculación del centro de producción de Sant Cugat al cine catalán "es una asignatura pendiente". A modo de solución, anunció que impulsará "la bicapitalidad [Madrid y Barcelona] de TVE en todo lo relacionado con la producción".

El dirigente socialista catalán fue especialmente crítico al referirse, sin mencionarla de forma explícita, a la creación del Canal-33 (segundo canal de la televisión autonómica). En este sentido, Obiols abogó por el fin de "la dinámica negativa de la hipertrofia y de la competitividad absurda" y por el abandono de la práctica "de aprovecharse de elementos dinamizadores, como cantantes o actores, por ejemplo, para deshacerse de ellos cuando ya no son útiles o cuando no quieren someterse al clientelismo político".

Miquel Roca, secretario general por delegación de Convergència Democrática (CDC), no respondió directamente a estas críticas, aunque durante su intervención subrayó que el Canal-33 "no estará sujeto al rigor de los criterios de audiencia" y podrá convertirse "en una plataforma con amplia presencia cultural". Roca pidió la colaboración de todos en "la defensa de un modelo cultural y de un espacio de comunicación catalán".

El comunista Jordi Guillot propuso la creación de un programa de investigación en el marco de la Comisión Interdepartamental de Investigación y Renovación Tecnológica (CIRIT), el incremento de las partidas destinadas a la producción cultural y a la producción propia de TV-3 y el aumento de las compras por esta emisora a la industria cinematográfica catalana.

Olvido intelectual y político

En la lectura de las conclusiones del encuentro, el presidente de la Oficina Catalana del Cine, Jordi Balló, denunció el olvido intelectual y político de que sido objeto el cine catalán. "Desde su creación hace siete años, en el Parlamento de Cataluña se ha abordado una sola moción sobre cine", precisó.A diferencia de Obiols, Balló fue más crítico con TVE que con TV-3. Las cuotas de programación de películas nacionales en las televisiones públicas europeas "constituyen una medida proteccionista para impedir la colonización", señaló. Sin embargo, TVE, agregó, muestra hacia las películas catalanas "un probado desinterés", mientras que TV-3, que sí emite una "proporción importante" de este tipo de filmes "no respeta las cuotas acordadas".

Enric Lloberas, director del centro de producción de TVE en Sant Cugat aseguró que la puesta en marcha del nuevo canal permitirá incrementar las relaciones con la industria cinematográfica y la emisión de películas catalanas.

Por su parte, el jefe de producción externa de TV-3, Lluís Josep Comerón, anunció la creación de una escuela audiovisual y de una becas destinadas a financiar la realización de guiones a partir de una sinopsis.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS