_
_
_
_
CIENCIA

El Nobel James Watson dirigirá el proyecto del genoma humano

James D. Watson, el científico que obtuvo, junto a Francis Crick y Maurice Wilkins, el Premio Nobel en 1962 por el descubrimiento de la estructura molecular del material genético (ADN), ha sido elegido para encabezar en Estados Unidos el ambicioso proyecto que pretende realizar un mapa de los 100.000 genes humanos.

Watson, de 60 años, ha sido nombrado director adjunto de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos para coordinar los esfuerzos para identificar, definir y hacer el mapa del genoma, es decir, de la totalidad de los genes humanos. El objetivo es descifrar el lenguaje químico de todos y cada uno de los aproximadamente 100.000 genes humanos (el número exacto es desconocido) y definir, su localización en los 46 cromosomas humanos.El apoyo del Gobierno federal de Estados Unidos a este proyecto se encuentra todavía en discusión, pero los Institutos de Salud y el Departamento de Energía han tomado la iniciativa. Hace unos meses, un comité de expertos de la Academia Nacional de Ciencias apoyó este proyecto, y estimó que se prolongaría a lo largo de 15 años y podría costar 3.000 millones de dólares (375.000 millones de pesetas). Muchos científicos esperan que los avances tecnológicos futuros reduzcan el coste y probablemente también el tiempo del proyecto, que podría llegar a ser internacional. [En Europa, los científicos están tratando de poner en marcha un proyecto internacional del genoma humano, una de cuyas reuniones preparatorias se celebrará en Valencia del 24 al 26 de octubre, organizada por la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados.]

Watson continuará en su puesto de director del Laboratorio de Cold Spring Harbor, un importante centro de investigación en biología. "Hace treinta años mi sueño era conocer la estructura de los virus", ha declarado. "El hecho de que hayamos progresado tanto que podamos conocer la estructura íntima de un ser humano me parece maravilloso".

El nombramiento ha sido acogido muy favorablemente en medios científicos, en los que la polémica ha sido constante en los últimos años sobre este tema, ante el temor de que falten fondos para otros proyectos. Los partidarios del proyecto señalan que sólo se conocen en la actualidad 1.400 genes y que la investigación podrá servir para diagnosticar y también curar algunos de los 3.500 defectos o enfermedades de origen genético o carácter hereditario que existen. El proyecto prevé también determinar el orden preciso o secuencia de las cuatro bases que forman las cadenas de ADN.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_