Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
36º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Europa contraataca

El celuloide es oro. La fantasía y las muchedumbres de figurantes se ven lamentablemente coartadas por el freno del jefe de producción. En estos días de cava y claveles resulta duro recordarles a las estrellas y realizadores enfundados en moda otoño que el cine no es una aventura, sino una industria.Regresemos al suelo, aterricemos de nuevo en Europa y digámosles a los actores y al público que pasa por taquillas para embelesarse que el factor económico es tan fundamental para la elaboración de sueños que los organizadores del festival han invitado a una serie de personalidades del dinero para que se lo expliquen en simposios, mesas redondas y pizarras cuadradas. A lo mejor también nos aclaran lo que es un ECU.

De Hamburgo, sin ir más lejos, se espera a la comisión de la European Film Distribution Office, que depende nada menos que del Consejo de Europa. Palabras mayores y buenas intenciones. La finalidad de tan ilustre embajada es en cierto modo heroica. Se trata de difundir entre los interesados, que son todos aquellos cuya vida y milagros dependen de una cámara, cuáles son los secretos de la realización y distribución de películas de bajo presupuesto. Traducido: todas las españolas. Desvelarán los mecanismos de subvención a las campañas vigentes en los demás países de la CE y confirmarán, por tanto, que la pantalla grande está en crisis y que, como las especies de mamíferos marinos en vías de extinción, necesita que se la proteja y alimente. Existe el firme propósito, llamado euroimage, de financiar coproducciones intereuropeas de modo que cada país reserve una partida especial para tal fin. Donostia será el escenario de la firma de tan trascendental convenio.

Pero quien acude al certamen con mayor contundencia mercantil es Euroaim, dependiente del grupo Measures to Encourage the Development of the Industry of Audiovisual Production (MEDIA). Éste es un comando creativo europeo frente al monopolio de Hollywood, cuyos mayores poderes se resumen en que sigue haciéndoselo bueno, bonito y barato, como lo demostró el llenazo del Principal ante el estreno de Hairspray, excelente sátira de John Waters que regocijó al respetable de cualquier edad. MEDIA refiere sus programas a tecnologías punta, guiones, dibujos animados, métodos empresariales de producción y demás asignaturas pendientes que nos confirman que, más allá de los oropeles y burbujas del séptimo arte, las lentejuelas han vuelto a subir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de septiembre de 1988