Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS GUERRAS DE ORIENTE PRÓXIMO

El presidente de Túnez denuncia a Israel en la ONU por el asesinato de Abu Yihad

El presidente tunecino, Zine el Abidin Ben Ali, decidió ayer presentar una denuncia contra Israel en el Consejo de Seguridad de la ONU en relación con el asesinato -en la madrugada del pasado sábado en la capital del país magrebí- de Abu Vihad, Jefe militar de la Organización para la Liberación de Palestina (GLP). El dirigente condenó "vigorosamente" la violación de la Integridad territorial de su país. La investigación sobre el atentado apunta hacia Israel como responsable directo y ha permitido descubrir que mi avión militar del Estado judío se encontraba a unos. 55 kilómetros del espacio aéreo tunecino en el momento de la acción terrorista.

Fuentes oficiales tunecinas citadas por France Presse aseguraron que el resultado de los trabajos de una comisión especial revela que el mencionado avión israelí fue detectado poco antes del atentado y que, en ese momento, se cortaron las comunicaciones telefónicas en la zona en la que se encontraba la residencia de Abu Yihad.Abu Yihad será enterrado mañana en Damasco. Mientras se preparan los funerales, las autoridades tunecinas y palestinas tratan de establecer "una mejor coordinación" para incrementar una seguridad que se ha probado como "insuficiente".

[El líder de la OLP, Yasir Arafat, por su parte, acusó ayer al Gobierno de Estados Unidos de haber dado "luz verde" a la decisión israelí de asesinar a Abu Yihad. En un mensaje enviado al pueblo palestino a través de la Agencia de Información Palestina, WAFA, Arafat dice que Y¡had será el símbolo de la lucha palestina "que proseguiremos con la misma fuerza y el mismo ardor", informa Efe).

[Abu Nidal, jefe del grupo palestino Fatah-Consejo Revolucionario, disidente de la OLP, envió por su parte un mensaje a Um Yihad, la viuda del dirigente asesinado, en la que le promete que vengará a su marido "con balas y sangre', según un mensaje difundido ayer en Beirut. El jefe de seguridad de Fatali (miembro .de la OLP), Sala Jalaf, en cambio, aseguró en Paris que la venganza palestina tras el asesinato se limitará a reactivar la revuelta en los territorios ocupados, informa France Presse].

"Ni nos han pedido que nos vayamos, ni nosotros responsabilizamos a Túnez de los hechos", afirman fuentes de la Agencia de Información de Palestina (WAFA). "Los israelíes están confusos con el levantamiento en los territorios ocupados y han recurrido a la muerte de Abu Yihad en un intento desesperado de acabar con la revuelta. Pero se equivocan", afirman las fuentes.

La WAFA sostiene que el asesinato de Yihad despeja toda duda en la lucha por una patria palestina libre. En cuanto a las relaciones con Túnez no se verán afectadas, sino que por el contrario, según la WAFA, "se han estrechado". En tiempos de Burguiba era todo diferente. Ben Alí ha tratado de mejorar las relaciones con la OLP ya desde que era ministro del Interior", declara Zia Abid Al Fatah, director general de la WAFA.

Lo cierto es que desde que el 7 de noviembre pasado Zine El Abidin Ben Alí se hizo con el poder, las relaciones entre Túnez y la OLP han mejorado considerablemente.

En la actualidad quedan en Túnez, además de unas 300 familias palestinas que se han instalado aquí definitivamente, unos 1.500 palestinos vinculados directamente a la OLP, que integran la administración y el funcionariado de esa organización, a través del Consejo Político de la OLP, que dirige Faruk Kadumi.

Cuando los aviones israelíes cruzaron el Mediterráneo el 1 de octubre de 1985 y bombardearon Hammam-Vlage, a 35 kilómetros al sur de la capital tunecina, causando la muerte a decenas de refugiados palestinos, se produjo un éxodo alentado por el Gobierno de Túnez. Entonces había unos 5.000 miembros de la OLP, llegados en 1982 tras la ocupación israelí de Beirut. El millar de combatientes que vino con los refugiados, a los que no se les permitía actividades militares, ya se habían marchado, y en Túnez sólo quedaban sus familias en el momento del ataque israelí.

De esos tiempos de la presidencia de Habib Burguiba viene el que no se permita a los dirigentes palestinos tener una guardia armada en Túnez. Sólo dentro de las casas les está permitido portar armas. Los palestinos, conocedores de las operaciones del Mosad, aseguran que esto no es suficiente y pretenden más libertad para ser ellos mismos quienes mantengan la vigilancia.

Para Túnez el atentado ha supuesto una "fuerte bofeteda" en un momento en el que el nuevo gobierno trata de lavar la cara del viejo régimen. Fuentes tunecinas señalaban que la acción israelí afecta no sólo a la OLP sino a la misma estabilidad del Gobierno tunecino que se esfuerza por democratizar el régimen y acallar las voces fandamentalistas con una mayor libertad religiosa.

Entendimiento

De hecho, tunecinos y palestinos parecen haber llegado con Ben Alí a un importante entendimiento. "Eso no significa que aquí volverá a haber nuevos campos de refugiados. Los campos están en Líbano defendidos por los militares", señala Suleiman y añade ,les prácticamente imposible desvincular a un palestino de su liberación".

Es precisamente esta combatividad la que choca con el pacifismo del Gobierno tunecino. Para Túnez la mayor preocupación es que se produzcan nuevos atentados y se tambalee su incipiente industria turística.

[En Madrid, un portavoz oficial de la Seguridad del Estado manifestó ayer a este periódico que en España no se habían tomado medidas "especiales" ante eventuales acciones de la OLP contra intereses israelíes. "Existen medidas, pero son las normales", añadió.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de abril de 1988