Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tesoros de las colecciones particulares empiezan a ser conocidos por el público

La Comunidad de Madrid exhibe 50 obras maestras acogidas a la amnistía fiscal

La reciente amnistía fiscal para obras de arte aplicada como consecuencia de la nueva ley del Patrimonio Histórico Español de 1985 dio como resultado más de 2.000 declaraciones en la Comunidad de Madrid. Una selección de pinturas del siglo XV hasta Goya, en la que se incluyen importantísimos cuadros de El Greco, Zurbarán, Murillo o Goya nunca mostrados al público, se exhibe desde ayer en una exposición organizada por la Comunidad de Madrid en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La muestra podrá ser visitada hasta el 28 de junio y ha tenido un coste de unos 15 millones de pesetas.

MÁS INFORMACIÓN

La exposición, coordinada por Alfredo Pérez de Armifián, ha tenido un coste aproximado de 15 millones de pesetas. Permanecerá abierta hasta el 28 de junio y no está previsto que posteriormente pueda ser vista en ninguna otra comunidad debido a las exigencias de seguridad que plantean los propietarios de cada una de estas pinturas. Éstos mantienen también la exigencia de que sea celosamente guardada su identidad debido a que es incalculable el valor que muchos de estos tesoros pictóricos podrían llegar a adquirir en el mercado del arte.Araceli Pereda, directora general del Patrimonio Cultural de la Comunidad, explica que con las 50 pinturas, seleccionadas para esta primera exposición con obras procedentes de colecciones particulares se pretendía mostrar el interés de los particulares en el período que abarca la muestra, que fueran obras no vistas en Madrid en un tiempo mínimo de 15 años y que algunas de ellas no hubieran sido nunca vistas por el público, aunque lógicamente se tuviera referencia de su existencia. Pereda asegura que este último objetivo se ha logra do con una tercera parte de la pinturas que se exhiben.

Aunque los organizadores se resisten a seleccionar las que a su juicio serían las piezas más importantes de esta colección, dentro de las pinturas de maestros españoles se encuentran tre obras de El Greco con un San Pablo, La estigmatización de san Francisco y una versión de la oración del huerto.

De Francisco de Zurbarán se exhibe el carnero visto en el festival cultural de Europalia, pero que supone una total novedad para el público español. También de este mismo artista se muestra un óleo que representa a santa Águeda y que sólo fue expuesto en Granada, en 1953. Un San Francisco fechado en 1659 y que sólo pudo ser contemplado por el público en 1905, cierra el capítulo de obras dedicado a este pintor. La muestra incluye un Velázquez, el retrato de la madre Jerénima de la Fuente, del que existe otro ejemplar casi idéntico en el Museo del Prado, y un óleo del conde-duque de Olivares realizado en 1625.

Dentro del siglo de oro español, la exposición cuenta con tres obras religiosas de Murillo: el lienzo de San Lesmes, una Anunciación y una Magdalena.

Seis cuadros de Goya

Siguiendo con los maestros españoles, uno de los apartados más llamativos de la exposición está constituido por seis obras de Goya y dentro de ellas se encuentra la que se considera la gran estrella, la efigie de La tirana, rodeada de gasas plateadas. Está también el retrato de El marqués de Villafranca, una sorprendente miniatura titulada Señorita de la familia Goicoechea y tres desastres de la colección Romana.

Entre las piezas más sorprendentes de pintores extranjeros, se encuentra una obra de carácter religioso de Rubens, un Cristo en la cruz fechado hacia 1612, considerado como una obra excepcional dentro de la creación pictórica de este artista. Como obra insólita, la muestra incluye un óleo de Francesco Guardi, artista escasísimamente representado en las pinacotecas españolas, que lleva por título La dársena de San Marcos desde el mar, con el bucintoro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 1987