Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SECUELAS DE LA REBELIÓN

Concentración en Madrid por la democracia argentina

"Viva la libertad, viva la democracia en la Argentina". Con este grito, alrededor de 2.000 personas expresaron ayer en Madrid su apoyo "al pueblo argentino, su defensa de las instituciones democráticas y del presidente Raúl AIfonsín", en un acto de solidaridad convocado por todos los partidos políticos españoles y por las centrales sindicales más representativas. Los asistentes, congregados ante la sede (le la Embajada argentina en la capital española, recibieron con un cerrado aplauso el mensaje suscrito por las fuerzas convocantes.

En ese texto se expresa "el pleno apoyo al Gobierno del presidente Raúl Alfonsín y a las instituciones democráticas de la República, cuya legitilinidad ha sido refrendada mayoritariamente por los ciudadanos en elecciones libres".El comunicado, que fue leído por la presentadora de televisión Rosa María Mateo, manifiesta "la más enérgica condena por los repetidos intentos de coacción sobre las decisiones del Gobierno, cuyo único objetivo es sin duda alterar el libre ejercicio de los derechos democráticos en Argentina" y expresa la confianza de los firmantes "en que las acciones desesabilizadoras ejercidas por ciertos sectores de las Fuerzas Armadas tan sólo constituyan un paréntesis en el periodo de normalización institucional". La concentración estuvo encabezada por dirigentes de las organizaciones políticas y sindicales convocantes: PSOE, Alianza Popular, Centro Democrático y Social, Convergéncia i Unió, Partido Nacionalista Vasco, Partido Demócrata Popular, Partido Liberal, Izquierda Unida, Euskadiko Ezkerra, Renovación Democrática, Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras.

Sobre un escenario armado frente a la sede diplomática y bajo la leyenda España con la libertad y la democracia en Argentína, varios cantantes actuaron ante los asistentes: los españoles Joan Manuel Serrat y Víctor Manuel y los argentinos Alberto Cortez y Mercedes Sosa, entre otros. Allí estaban también el. humorista Gila y el futbolista argentino Jorge Valdano, quien comentó: "El pueblo argentino está dispuesto a luchar para defender lo que le ha costado mucho, la democracia".

Los ministros de Justicia, Fernando Ledesma, y de Sanidad, Julián García Vargas; Joaquín Leguina, presidente de la Comunidad de Madrid; el alcalde madrileño, Juan Barranco, entre otros, asistieron al acto. Los socialistas Txíki Benegas y Eleria Flores, los aliancistas Alberto Ruiz Gallardón y Arturo García Tizón, Agustín Rodríguez Sahagún (CDS), Nicolás Sartorius (PCE), Javier Rupérez (PDP), Marcelino Camacho (CC OO) y Jose María Zuflaur (UGT) también acudieron a la convocatoria. Todos ellos siguieron el desarrollo del acto junto al encargado de negocios de la Embajada argentina, Raúl Perazzo.

Representantes de las Madres de Plaza de Mayo formaron, a unos 50 metros del escenario, un cordón con pañuelos blancos.

El ejemplo del 23-F

Los políticos españoles coincidieron en señalar que el principal mensaje al pueblo argentino es el que surge de la transición española, que ha superado momentos difíciles como el del intento golpista del 23-F. "Es el mismo mensaje", señaló Leguina. "La mejor ayuda a los argentinos es el testimonio de nuestro propio proceso político, dijo el aliancista García Tizón.

Elena Flores, por su parte, declaró que el PSOE propondrá ante el Parlamento Europeo iniciativas como la expresada en la declaración de los partidos y sindicatos españoles en apoyo de la democracia, en Argentina.

El importante papel de España

"España está jugando un papel importante de ayuda a Argentina en campos como la, pequeña apertura que ha habido en la Comunidad Europea (ICE) hacia Latinoamérica y en el terreno de los convenios firmados, y, por Firmar, entre ambos países", señaló ayer eI encargado de la Embajada argentina, Raúl Perazzo, poco antes de iniciarse el acto ante la sede diplomática. Perazzo sustituye momentáneamente al embajador, Hugo Gobbi, actualmente en Buenos Aires.Al señalar los problemas con que se enfrenta la actual transición democrática en Argentina, Perazzo afirmó: "Hay que tener en cuenta que nunca en el país un Gobierno había encontrado, al asumir el poder político, una situación estructural tan deficitaria, tanto en el campo de la economía como en el de la modernización del país. Hay muchas cosas por hacer".

Tras subrayar el apoyo de España a la posición argentina en distintos foros internacionales con relación al conflicto de las Malvinas, Perazzo señaló que la cooperación tecnológica, en el terreno urbanístico y en materia de sanidad, se han intensificado. La balanza comercial en 1986 fue favorable a Argentina, que exportó por valor de 215 millones de dólares (28.000 millones de pesetas) a España y que importó de España por valor de 163 millones de dólares.

El ingreso español en la Comunidad Europea ha supuesto una merma en esa relación comercial. "Pero creo que eso es algo momentáneo. Hay buena voluntad por ambas partes y por eso hay que encontrar las vías, fórmulas para que esa situación se modifique favorablemente", finalizó Perazzo.

Por su parte, el secretario de Estado para la Cooperación Internacional e Iberoamérica, Luis Yañez, señaló ayer en Sevilla que viajará a Árgentina entre el 11 y 15 de mayo junto al vicepresidente del Gobierno español, Alfonso Guerra, "para apoyar" a Alfonsín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de abril de 1987

Más información