_
_
_
_
_

'Chile vive', un mes en el Circulo de Bellas Artes

"Un acto de solidaridad y esperanza con el futuro del país"

La muestra más significativa de la expresión cultural chilena que ha salido del país latinoamericano durante la dictadura militar fue inaugurada ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. " exposición Chile vive -que organizan el Ministerio de Cultura, la Comunidad de Madrid, el Instituto de Cooperación Iberoamericana y el Círculo de Bellas Artes, con la colaboración de otras instituciones- reúne a cerca de un centenar de artistas que se han abierto camino a pesar de ser contrarios al régimen militar, lo que les ha privado del respaldo oficial.

Más información
Vida cotidiana de Pablo Neruda

Exposiciones de pintura, escultura fotografía y arquitectura, una muestra editorial, actuaciones musicales y de tres compañías de teatro, recitales de poesía, proyección de vídeos, una exhibición de medios de comunicación, coloquios y debates, así como una sección especial de la Vicaría de la Solidaridad en su trabajo de defensa de los derechos humanos, constituyen la exposición Chile vive, que fue inaugurada ayer en el Círculo de Bellas Artes, donde permanecerá durante un mes (hasta el 18 de febrero) En el apartado de la música, sin embargo, no estará representada la amplia gama de expresiones que han surgido durante la dictadura, desde el canto nuevo hasta el rock chileno y la música del exilio.La muestra tiene carácter itinerante y será trasladada posteriormente a Barcelona y, aunque está. por determinar, a otros lugares de España y posiblemente de Europa. El presupuesto ascendió a unos 55 millones de pesetas y han colaborado, además de las entidades organizadoras -Ministerio de Cultura, Comunidad de Madrid, Instituto de Cooperación Iberoamericana y Círculo de Bellas Artes-, el Ayuntamiento de Barcelona, la Fundación Banco Exterior, Cajamadrid y la compañía Iberia.

Traslado a Madrid

Cerca de 40 artistas e intelectuales, del centenar cuyas obras componen la muestra, se han trasladado a Madrid para participar en coloquios y encuentros con colegas españoles. Según Miguel Satrústegui, director general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, "la exposición es un acto de solidaridad y de esperanza con Chile y con su futuro". "Pretendemos que esta muestra", continúa Satrústegui, "sea una fuente de conocimiento para descubrir otro Chile".

Rafael Blázquez, comisario de la exposición, viajó la primavera pasada por el país latinoamericano y estableció contacto directamente con artistas e intelectuales para la realización de esta muestra, sin que ninguno de los consultados se negara a participar.

"No tuve contacto ni ayuda alguna de instituciones oficiales chilenas", afirma Blázquez. "Me moví por el país con entera libertad y tengo que decir que no encontré ningún tipo de oposición".

Apertura de espacios

Blázquez contó en Chile con la colaboración del Centro de Expresión e Indagación Cultural y ÍArtística (Ceneca). El director de este organismo, Carlos Catalán, y la investígadora Paulina Gutiérrez dijeron que el objetivo de la muestra madrileña es ilustrar sobre "las vías que han seguido los creadores en la apertura de sus propios espacios expresivo! y en el diálogo y confrontación con la realidad", según informa desde Santiago de Chile Manuel Délano.

El embajador de Chile en Madrid, Enrique Campos, manifestó ayer que la muestra no es repre sentativa del arte que se produce en el país y la calificó de "parcial y doctrinaria".

"No discuto la calidad de los artistas e intelectuales que participan, algunos de ellos de enorme significación, como Nicanor Parra; discuto la parcialidad de la muestra, que no representa todo lo que se produce allí, si no sólo un círculo opositor y tendencioso", dice el embajador de Pinochet.

Campos, que fue asesor de la Junta Militar de Pinochet en temas culturales, no asistió ayer a la inauguración por considerar que se había marginado a la embajada. Afirmó que tenía constancía de que algunos artistas chilenos no estaban presentes en esta muestra porque habían hecho públicas declaraciones favorables al régimen de Augusto Pinochet.

"De cualquier forma", concluyó, "esta exposición demuestra que la represión no es lo que se dice, porque todos estos artistas trabajan allí, y estoy de acuerdo con los organizadores en que la cultura chilena pasa por un momento inmejorable".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_