Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jurado del certamen de cine de Bilbao premia la diversidad

El jurado del Certamen Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao confirmó el carácter polifacético del certamen y repartió los premios del festival entre películas procedentes de los más diversos países y realizadas con formatos y destinos diferentes. Un cortometraje polaco, de 16 minutos, realizado por Natalia Koryncka en blanco y negro, que cuenta la historia cotidiana de una pareja, recibió el Gran Premio del Festival de Bilbao.El Mikeldi de Oro a la mejor película de animación fue adjudicado a una versión checoslovaca del cuento de El flautista de Hamelin, llamada Krysar. En la sección de cine documental, los mikeldis se adjudicaron con igual mérito a un relato sobre la vida de unos cuantos personajes que sobreviven bajo la dictadura de Pinochet y al recuento de la vida de Pier Paolo Pasolini. El panorama de los documentales se completó con el Gran Premio concedido a una película danesa, Notebook from China.

Max y Graffiti, de Francia y Estados Unidos, compartieron el premio a la mejor película de ficción. Un informe en forma de ficción sobre los encierros de niños por parte de sus padres, realizado por el navarro Francisco Avizanda, con el título Virtudes Bastian, recibió el premio a la mejor película vasca. Al alba, de Amalio Cuevas, un relato de 10 minutos sobre las vicisitudes de un oficial que, en 1942, tiene que dirigir un pelotón de fusilamiento, recibió el premio a la mejor película española.

Con una infraestructura económica débil y oculto bajo la propaganda política electoral, el certamen ha cumplido su función de reunir a aficionados y profesionales extranjeros y autóctonos en torno a géneros que no tienen una directa explotación comercial en las pantallas del cine. El éxito mayor de público se produjo con ocasión del estreno de un documental sobre un concierto de Jimi Hendrix en el Festival de Monterrey y del filme alemán Berlín, sinfonía de una gran ciudad, cuya proyección fue acompañada por la actuación en vivo de la banda de jazz Pegasus.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de diciembre de 1986