Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gandhi apoya las tesis de desarme de Gorbachov

El primer ministro indio, Rajiv Gandhi, se adhirió ayer a las tesis de la Unión Soviética en materia de desarme nuclear y responsabilizó a Estados Unidos del actual bloqueo en este terreno, durante una cena ofrecida anoche en honor del número uno soviético. Mijail Gorbachov llegó a Nueva Delhi a mediodía de ayer para una visita oficial de cuatro días, en el que constituye su primer viaje a Asia desde que asumió la jefatura del Partido Comunista de la URSS.

Gorbachov fue objeto de un caluroso recibimiento. "En ninguna otra parte había tenido un recibimiento similar. Esto demuestra la buena actitud del pueblo indio hacia el pueblo soviético", declaró Gorbachov tras su entrevista con Gandhi, según relató posteriormente un portavoz del Gobierno indio.El líder soviético lanzó un llamamiento en favor del establecimiento de "un nuevo enfoque de los problemas de seguridad, de nuevas formas de pensamiento político y de una nueva filosofía en las relaciones internacionales".

Durante la cena de bienvenida que le fue ofrecida por el primer ministro indio, Mijail Gorbachov leyó una breve alocución en la que aseguró que la época actual es "dificil e incluso crítica". El número uno de la Unión Soviética declaró que su reciente encuentro con el presidente norteamericano, Ronald Reagan, en Reikiavik "aclaró a la vez las posibilidades de avanzar hacia un mundo desnuclearizado y los obstáculos y las fuerzas que se oponen a ese progreso".

Gandhi, por su parte, rindió homenaje a los "esfuerzos enérgicos y sinceros" del dirigente soviético por la paz, y especialmente a sus propuestas, "constructivas y audaces", en la cumbre de Reikiavik.

"Fue lamentable que la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) impidiera un acuerdo", manifestó, al tiempo que reafirmaba que la India "se opone frontalmente a la militarización del espacio".

Algunas reservas

El primer ministro indio se mostró, sin embargo, reservado en cuanto a las propuestas soviéticas para la puesta en marcha de un sistema de seguridad colectiva en Asia. En su opinión, los principios del no alineamiento ofrecen por sí mismos "un cuadro intelectual y político para un nuevo modelo de relaciones internacionales", objetivo que puede ser alcanzado "poco a poco".Ambos mandatarios se entrevistaron en la tarde de ayer durante cuatro horas, la mayor parte de este tiempo a solas. Su reunión se centró en el análisis de la situación internacional. "Nos hemos ganado la cena", dijo Gorbachov al término de esta primera entrevista, según comentó un portavoz indio.

Unos 5.000 policía fueron desplegados como un enorme cordón de seguridad alrededor del aeropuerto de Nueva Delhi ante la llegada de Gorbachov. La policía detuvo a dos exiliados afganos y puso bajo arresto domiciliario a otros 150, para evitar las manifestaciones contra la presencia soviética en Afganistán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 1986

Más información

  • El 'número' uno soviético fue objeto de una calurosa acogida en Nueva Delhi