_
_
_
_

Polémica en el rodaje de 'Crónica de una muerte anunciada'

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Del rodaje de la película sobre la novela de Gabriel García Márquez Crónica de una muerte anunciada, en Colombia, comenzó con una polémica sobre el pago de los derechos de autor entre el escritor y, los productores que casi paraliza la filmación.Carmen Balcells, agente literaria de García Márquez, planteó a la compañía suiza, Mediactuel, que la película no podía ser rodada hasta que no se pagaran los 225.000 dólares (unos 33 millones de pesetas) de derechos de autor estipulados en el contrato.

Según la versión del escritor colombiano y su representante española, dicha suma debía ser pagada el primer día de filmación. Sin embargo, los suizos alegaron que el pago de los derechos debía realizarse en el primer mes de grabación de la cinta, y no el primer día. No obstante, y para "no entorpecer el rodaje", según dijeron los productores, Mediactuel pagó este viernes los 225.000 dólares.

Entre tanto, en Mompox, bajo un calor asfixiante y lluvias torrenciales, el italiano Francesco Rossi continuaba su trabajo, rodando la escena de la llegada del obispo, en la que se movilizaron cientos de extras y se utilizó un barco, construido expresamente, para el transporte del religioso, de 40 metros de largo y 15 de alto, con un costo de unos 50 millones de pesetas.

Son esperados en Colombia los actores principales de la cinta, para incorporarse al trabajo. Ornella Mutti será Ángela Vicario, la desdoncellada novia que no pudo engañar a su esposo. Anthony DeIon, hijo de Alain Delon, será Santiago Nassar, el culpable de la pérdida de la virginidad de Ángela Vicario. Otros actores que intervendrán en la crónica son la griega Irene Papas, el italiano Jean Maria Volonté y un nutrido elenco de actores colombianos para los papeles secundarios.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_