Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los habitantes de Madrid padecen uno de los índices de contaminación por mercurio mas altos del Mundo

La cantidad media de mercurio acumulada en el organismo de los habitantes de la ciudad de Madrid es una de las más altas del mundo, según un estudio publicado recientemente por una revista científica norteamericana. El trabajo fue realizado en 1983 por investigadores del Instituto de Química Orgánica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid, y los datos no habían sido dados a conocer en España, a la espera de su publicación en medios científicos. El mercurio es un metal pesado que llega al organismo humano a través de la ingestión del pescado y otros productos marinos.

El mercurio es vertido a los ríos o al mar entre los residuos de numerosas industrias, sobre todo las fábricas de papel y algunas explotaciones mineras, muy especialmente las que proporcionan este mineral. También constituyen un importante foco de contaminación las pilas y baterías eléctricas ya usadas, que suelen tirarse a la basura. En algunos países las pilas son recogidas en centros especializados, para su neutralización.El índice medio de mercurio detectado en los vecinos de Madrid es de 7,96 ppm (partes por millón). Incluso los recién nacidos en la ciudad están contaminados con 5,09 ppm, lo que en opinión de los autores de los análisis corrobora la idea de investigadores japoneses de que el mercurio atraviesa la barrera placentaria y se acumula en el feto. Especialistas suecos consideran que a partir de las 6 ppm de mercurio existe riesgo de envenenamiento.

La peligrosidad de la contaminación por mercurio empezó a ser estudiada en la década de los sesenta, después de que centenares de personas fallecieran o perdieran la razón en la bahía japonesa de Minamata por haber ingerido pescado altamente contaminado por los vertidos de una industria. Se descubrió que aunque los vertidos de dicha industria no alcanzaban niveles de peligrosidad en contenido de mercurio, las cadenas tróficas de algunos seres marinos iban concentrando este metal hasta alcanzar niveles mortales.

El hecho de que los madrileños posean uno de los índices medios de contaminación por mercurio más alto de los conocidos en el mundo se debe a su alto consumo de productos marinos. El nivel de contaminación de los madrileños es superior al de los habitantes de los países situados a la cabeza en el consumo de pescado, como Japón, cuyos habitantes tienen una contaminación de 5,14 ppm; el Reino Unido con 2,88 ppm; Noruega con 1,80 ppm, o EE UU con un 1,90 ppm. Esto indica que las costas españolas están altamente contaminadas. Sólo algunas poblaciones de pescadores superan con mucho esta cifra. En Cádiz se han detectado en algunas personas hasta 19,81 ppm de mercurio, y algunos pescadores suecos han llegado a 37,10 ppm. El que haya índices tan elevados en personas vivas no quiere decir que el mercurio no les afecte a medio plazo.

Los autores del trabajo, publicado en la prestigiosa revista científica norteamericana Archives of Environmental Health, los químicos españoles María Jesús González, Carmen Rico, Luis Hernández y Gonzalo Baluja, son miembros del mismo equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas que hace cinco años dio a conocer el alto índice de pesticidas organoclorados acumulado en la leche de las madres de Madrid.

En opinión de Luis Hernández, uno de los investigadores, "los seres humanos están tan contaminados por productos tóxicos que no se puede decir que alguno de ellos vaya a provocarles directamente la muerte, pero no cabe duda de que estos contaminantes actúan negativamente sobre el organismo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de febrero de 1986

Más información

  • La absorción se produce por ingestión de pescado procedente de aguas contaminadas