Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Editores españoles debaten en la feria de Francfort la situación de la cultura y el libro

"Quiero hacer pública mi protesta por el analfabetismo de Televisión Española", dijo ayer el editor Jorge Herralde en una mesa redonda celebrada en la feria de Francfort. El director de la editorial Anagrama añadió que la cultura tiene en TVE la categoría de "una reserva de indios". El acto estaba organizado por la revista La Gaceta del Libro y sirvió para que los editores españoles debatieran la situación de la cultura y el libro hispanos.

El escritor Severo Sarduy, de la editorial francesa Seuil, afirmó que había comprado los derechos para Francia de la última novela de Gabriel García Márquez. La delegación de la agencia literaria Carmen Balcells, que gestiona los derechos del autor colombiano, negó tener conocimiento de esta operación."Felicito al Ministerio de Cultura por apoyar este número de La Gaceta del Libro", empezó diciendo Herralde y refiriéndose a una edición especial de la publicación, editada en inglés, en la que se ofrece una panorámica de la situación de la literatura española actual. Herralde añadió que es una de las escasas iniciativas que el ministerio tiene respecto al mundo del libro. Para Herralde, "en esta feria se detecta una mayor receptividad por parte de la tribu de editores extranjeros hacia la literatura española". En su opinión, esto se debe a la conciencia que van tomando los europeos de que el franquismo ha terminado y también el boom de la literatura hispanoamericana.

Beatriz de Moura, por su parte, empezó afirmando que "el franquismo no ha terminado; está en todos nosotros". Para la directora de Tusquets hay que distinguir entre los cambios políticos y los cambios sociales, algunos de los cuales ya se iniciaron en los últimos años del franquismo. Beatriz de Moura considera que la literatura última que se realiza en España es fundamentalmente una promesa.

José María Guelbenzu, de Alfaguara, destacó los diferentes talantes narrativos y temáticos que se pueden encontrar de los autores que se hallan en torno a los 50, los 40 y los 30 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 1985