Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gore Vidal celebra sus 60 años presentando su novela 'Lincoln'

El novelista norteamericano Gore Vidal presentó ayer en Madrid, en el contexto de Liber 85, la edición española de su última novela, Lincoln, publicada en Estados Unidos el año pasado y editada ahora en España. Lincoln es la última de las novelas de Gore Vidal referidas a la historia de Estados Unidos. Tras cinco años de elaboración, la novela ha sido uno de los mayores éxitos de crítica y venta en Estados Unidos. Vidal es autor, entre otras, de Juliano el apóstata, Washington D. C., Mesías y En busca del Rey. Vidal celebró ayer su 60º cumpleaños.Para Vidal, Lincoln es el presidente que inicia la etapa imperial de la gran república norteamericana. Concebida con aliento tolstoiano, Lincoln refiere, los años de la guerra civil y finaliza con el fin de la secesión y el asesinato de Lincoln.

Gore Vidal recurrió ayer a sus más celebradas anécdotas sobre Capote, Reagan y Auden. La tarta de cumpleaños mereció un amargo comentario sobre el paso del tiempo, el estado de la Unión y el indeclinable proceso universal hacia la barbarie. Vidal comentó con mordacidad el período de la Administración de Kennedy y su relación familiar con Jackie Kennedy, más preocupada por parecerse a Marilyn Monroe que en manifestar su propia personalidad. Imitó -con su habilidad para la mímesis- a Reagan, Eleanor Roosevelt y las voces de Tennessee Williams y Truman Capote.

Con respecto a las universidades norteamericanas, Gore Vidal comentó que se han convertido en el mausoleo de la literatura norteamericana por su concepción de la literatura como algo ajena al lector y su insistencia en abstrusos métodos críticos.

Elogió al recientemente fallecido Italo Calvino, de quien dijo que, junto a Nabokov, era uno de los escritores más destacados de este final de siglo. Gore Vidal expuso su convicción de que Europa necesita apartarse de la hegemonía norteamericana para recuperar su identidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 1985