Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Muere el autor de "España, un enigma histórico"

Claudio Sánchez Albornoz, fallecido a los 91 años, será enterrado mañana en la catedral de Ávila

El historiador abulense de adopción Claudio Sánchez Albornoz (Madrid, 1893), falleció ayer, a los 91 años, tras diez meses de reposo y tratamiento médico en el Hospital de la Seguridad Social Nuestra Señora de Sonsoles, de Ávila. Las dolencias broncorespiratorias y la falta de respuesta de su corazón terminaron con su vida. Los restos mortales fueron velados anoche por sus familiares y amigos y hoy serán trasladados al Gobierno Civil, donde será instalada la capilla ardiente. El entierro del autor de La España musulmana y España, un enigma histórico se realizará mañana, martes, a mediodía, en la catedral de Avila.

El Rey Juan Carlos envió anoche a los familiares de Claudio Sánchez Albornoz el siguiente telegrama: "Enterado triste noticia muerte don Claudio Sánchez Albornoz rogamos acepten nuestro sentido pésame por tan irreparable pérdida".Claudio Sánchez Albornoz falleció a las 21.45 horas de ayer, a causa de un paro cardiorespiratorio y una broncoaspiración secundaria a vómito, complicación que determinó la muerte. En ese momento se encontraban presentes sus hijos Nicolás, catedrático de la Universidad de Nueva York, Mari Cruz y Mari Carmen, residentes en Ávila, que desde hace un mes al igual que los médicos esperaban un fatal desenlace, a pesar de la mejoría que había experimentado en los últimos días.

El gobenador civil, el presidente de la Diputación y el consejero de Transportes, Turismo y Comunicaciones de la Junta de Castilla y León acudieron al Hospital de la Seguridad Social al conocer la noticia. Es probable que se decreten dos días de luto oficial en la ciudad.

Según declararon sus hijos a este periódico, Claudio Sánchez Albornoz no ha dejado testamento inmediato, aunque el propio historiador había declarado en alguna ocasión su deseo de dejar toda su obra en Argentina. Uno de los primeros propósitos de la Fundación Sánchez Albornoz, creada en Oviedo el pasado mes de junio, es trasladar desde Buenos Aires el archivo documental Y bibliográfico del historiador desaparecido.

La última aparición pública de Sánchez Albornoz tuvo como motivo la concesión el pasado 25 de mayo, del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, "como reconocimiento a su labor, desarrollada al servicio de España y de los españoles desde el compromiso intelectual con la historia y su actividad como hombre público".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de julio de 1984