_
_
_
_
_

El respeto de los derechos humanos empeora en la URSS y los países "procastristas"

La situación de los derechos humanos se ha agravado en 1983 en la URSS, en Afganistán, en la península Indochina y en "los países procastristas" de América Latina, según el informe anual del Departamento de Estado norteamericano, publicado ayer.

El informe presentado al Congreso de Estados Unidos, de 1.500 páginas, registra también mejoras, a veces "espectaculares", en algunos países latinoamericanos como Argentina y Bolivia, así como en la Europa del Este y en varios países asiáticos como Taiwan y Tailandia. Los autores del informe insisten en "la marcha hacia la democracia" apreciada en los últimos tres años en América Latina y estiman que "Estados Unidos ha desarrollado un papel constructivo en este proceso" al haber advertido que sólo por medio de la democracia se puede mejorar la situación de los derechos humanos en el mundo.En el continente americano la situación sigue siendo mala o se degrada en Cuba, en Nicaragua, en Guyana y en Surinán, añade el informe, que se muestra ambiguo en lo que concierne a varios países de Centroamérica como El Salvador o Guatemala, donde se habla de "serios problemas" compensados por "algunos progresos". La situación es también "mixta" en Chile, pero se mejora lentamente en Brasil y ha progresado de forma "espectacular" en Argentina después de la elección de Raúl Alfonsín, y en Bolivia.

En la URSS, "el año pasado se vio una escalada de esfuerzos para eliminar toda expresión libre", y la situación de los presos políticos se ha degradado, señala el informe. Añade que, por el contrario, se han apreciado notables mejoras en otros países del Pacto de Varsovia como Polonia y Hungría.

China prosigue, según el informe del Departamento de Estado, su evolución hacia "una sociedad menos controlada y cerrada", pero se considera un poco excesiva la reciente campaña contra el crimen.

En relación con Oriente Próximo, el informe cita la situación en los territorios ocupados por Israel, pero en términos menos duros que el año anterior. Destaca que los problemas de los derechos humanos en esa zona derivan más bien hacia "relaciones tensas entre las autoridades israelíes y las poblaciones árabes de los territorios ocupados". El Departamento de Estado destaca una evolución favorable en Egipto.

Irán y Libia se mantienen como dos países negativamemte calificados por el informe, que asegura que existen "importantes sospechas" de que Irán esté implicado en varios atentados terroristas, entre ellos el de Beirut. A Libia se le acusa de realizar "esfuerzos para desestabilizar a sus vecinos".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por último, en lo que concierne a África, el informe apunta a Suráfrica y Namibia, así como a Zaire y Etiopía, entre los países donde los derechos del hombre son amenazados. En África del Norte, el Departamento de Estado habla de progresos en Marruecos, y con relación a Argelia afirma que, aunque las libertades cívicas siguen restringidas, se apunta hacia una evolución favorable.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_