TEATRO

En busca del circo

La obra El retablillo de don Cristóbal fue una farsa para marionetas en la que Federico García Lorca hizo un ensayo de lenguaje parainfantil y popular divertido y desenfadado, apo yado en la forma de las aleluyas y en el tema permanente de la casada infiel con el vejete rico Juan Margallo ha hecho un montaje nuevo en el que empa renta la tradición del títere con la commedia dell'arte y ésta con el circo.Como la pieza de Federico García es brevísima, queda envuelta en una especie de representación circense imaginaria o fingida, con leves trucos ingeniosos y mayor apoyo en las dotes de los actores Rafael Álvarez el Brujo y Juan A. Díaz como payasos. Los diseños de Quique Santana son brillantes, coloridos y variados, y la dirección de Juan Margallo es un testimonio de su experiencia teatral.

El retablillo de don Cristóbal, de Federico García Lorca

Intérpretes: Juan José Perucho, Javier Blanco, Rafael Álvarez 'el Brujo, Eva del Palacio, Manuel Fernández, Petra Martínez, Juan A. Díaz, Pedro Lorenzo, Jesús Alcaide. Orquesta CarruseL Diseños: Quique Santana. Dirección: Juan Margallo. Sala El Gayo Vallecano. Madrid. 18 de diciembre.

Experiencia, sobre todo, en este Gayo Vallecano, que advierte ya en su programa de mano que este espectáculo puede ser el último, ya que la sala será cerrada el 9 de enero si no se concretan determinadas subvenciones económicas. No encuentra, dice, ayuda suficiente en el Ministerio de Cultura en la autoridad municipal ni tampoco en la autónoma.

Perdido en un fondo urbano

El Gayo Vallecano, perdido en un fondo urbano en cuyos habitantes no ha sabido o no ha podido crear una necesidad de teatro (no ha sido programado para ellos, no forma parte de su contexto), ha visto también enormemente disminuida su capacidad para atraer al público lejano, que un día pudo acudir con la.sensación de la catacumba, del refugio para iniciados. Esa comunión ya no existe.Las autoridades tienen tendencia a despilfarrar el dinero en un teatro de prestigio; éste no lo da, y la falta de público natural tampoco parece aconsejarles que intenten, por aquí, difundir una cultura que no se ve. Juan Margallo tiene calidad profesional suficiente para salir por otros registros, y la sala El Gayo quizá pueda encontrar otras salidas más adecuadas a su geografía urbana.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS