Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sindicalista Seguel inicia una huelga de hambre en prisión

El conocido dirigente sindical chileno Rodolfo Seguel Molina fue acusado el miércoles por el juez instructor Alberto Novoa de injurias al presidente de la República por unas declaraciones efectuadas al diario mexicano Excelsior en las que calificaba al general Augusto Pinochet de "dictador demencial, absurdo y obcecado".Seguel, que fue encarcelado el pasado viernes día 9, a requerimiento del Ministerio del Interior, inició inmediatamente una huelga de hambre indefinida a la que se sumó el jueves su mujer, Griselda, y otras 40 personas más, que permanecen encerradas en la basílica de Lourdes.

A su salida de los tribunales de justicia, Rodolfo Seguel, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), declaró que se encontraba "bien, con mucha hambre nada más", y afirmó que proyectaba continuar su huelga "hasta las últimas consecuencias".

Rodolfo Seguel, de 29 años de edad, añadió que "sin tener nada contra la justicia, he de decir que me siento perseguido por las autoridades".

Preguntado por varios periodistas a principios de esta semana por la huelga de hambre iniciada hoy hace ocho días por Rodolfo Seguel, el ministro del Interior y hombre fuerte del régimen chileno, Sergio Onofre Jarpa, contestó: "No sabía. ¿Huelga de hambre? Seguirá una cura de adelgazamiento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de septiembre de 1983