Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Egea recibe en Moguer el premio de poesía Juan Ramón Jiménez

"Paseo de los tristes es un libro que pretende analizar el amor dentro de un contexto urbano y desde un punto de vista ideológico, claramente comprometido en contra de la explotación", ha declarado el poeta granadino Javier Egea, ganador del premio de poesía Juan Ramón Jiménez, convocado por la Diputación Provincial de Huelva y el Ministerio de Cultura y que hoy se entrega en Moguer. Se presentaron 539 obras.

El jurado del premio estuvo compuesto por Aurora de Albornoz, José Hierúo, Félix Grande, Anto,nío Gallego Morell y Hugo Gutiérrez Vega. Se presentaron 539 obras. "En este libro", añadió Javier Egea, "he tratado de hacer una poesía amorosa, producida desde unos presupuestos ideológicos diferentes de los que normalmente se tienen, desde la otra orilla, fuera del tópico secularmente usado desde la ideología idealista tradicional, Porque el amor no es algo que llueva de las nubes, no se trata de ningún tema lunático, sino que, por el contrario, el amor es algo de carne y hueso, nuestras musas son personas que van al trabajo, que sufren, que están explotadas, que tienen nombre de mujer y de hombre de la calle. Por eso, no sólo yo, sino todo un grupo de poetas en Granada, que llevamos una misma trayectoria ideológica y que partimos de un mismo análisis de la experiencia cotidiana, nos hemos visto en la necesidad de analizar el amor, no ya en un medio ideal y etéreo, sino con los pies en la tierra".Paseo de los tristes está dividido en tres partes bien definidas: la primera se llama Renta y diario de amor y está compuesta por un grupo de poemitas cortos, que son como pinceladas urbanas, donde se analiza con objetividad el amor, mezclado inseparablemente con la práctica cotidiana, con las relaciones laborales o con cualquier otra cosa de las que ocurren en la vida a diario. La segunda parte se llama El largo adiós, y en ella el discurso poético se amplía para establecer unos poemas más extensos.

"En realidad", afirma, "se trata de un libro que yo he podido escribir, aparte de mi trabajo personal, gracias a la suerte de haber conocido a un teórico como Juan Carlos Rodríguez y de haber tenido cerca muy buenos amigos y muy buenos poetas, con los que contrasto a diario nuestras respectivas experiencias. Nosotros nos hemos dejado de divismos y de tonterías y nos hemos puesto a trabajar, cada uno por su sitio, pero llevando la misma línea ideológica y hablando claro, muchos de nosotros, a partir de una experiencia común de militancia política en una agrupación comunista, que llevaba el nombre de Grarnsei y de la que surgieron algunas de las iniciativas artísticas más importantes realizadas en Granada entre 1975 y 1980".

Autor de Serena luz del viento y A boca de parir, ambos publicados por la Universidad de Granada; el libro inédito Argentina 78, único de matiz netamente político de su producción, y Tropo mare, una de cuyas partes, El viajero, fue editada en libro en colaboración con el pintor Juan Vida; Paseo de los tristes es la quinta obra completa firmada y fechada por Javier Egea, que ha conseguido con ella ser el primer poeta que inscribe su nombre como ganador del premio Juan Ramón Jiménez, dotado con un millón de pesetas y declarado desierto en su primera edición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1982